Uno de los señalados en la causa por el fraude en el ministerio de educación con la reparación de escuelas, confesó que fingió participar en una compulsa de precios para las intervenciones escolares cuando solo era un “presta nombres.”

Se trata del empresario Daniel Gel, quien había inscripto dos firmas de su propiedad como parte del mecanismo de compulsa de precios, según confirmó el fiscal anticorrupción Omar Rodríguez.

En realidad de los cheques que recibió el imputado como parte de concursos de precios armados surge que se los daba a otro intermediario en una cadena que terminaba endosado en favor de Daniel Smith, quien terminaba cobrándolo en la ventanilla del banco.

Gel facilitó el nombre de dos de sus empresas para simular competencias en las contrataciones que luego se direccionaban para que las ejecute otro de los imputados, Daniel Smith. Luego se repartían las obras y los cheques que se iban cobrando. Además sobrevaluaron los costos de las obras con sobreprecios de los insumos y la mano de obra, por ejemplo la limpieza de los caloramas de los establecimientos escolares se llegó a pagar 6.000 pesos por unidad, cuando el precio de mercado de cualquier gasista matriculado era en ese momento de entre 600 y 800 pesos»

 «Acepto lo manifestado por el Ministerio Público Fiscal y estoy de acuerdo con lo que se dijo»,

Con esta confesión el imputado evita ir a juicio oral y público aunque tendrá una pena de dos años de carácter condicional.”A nosotros nos brinda tranquilidad porque es el reconocimiento de que la investigación va por el buen camino” explicó Rodríguez, quien aceptó el pedido porque no es un funcionario público y no tuvo objeciones aunque la decisión final es del juez Fabio Monti.Logo El Chubut