“En este tiempo tan difícil que nos toca vamos a seguir trabajando para que en la Argentina se terminen las diferencias; voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para terminar los abismos que nos separan”, expresó el presidente Alberto Fernández al encabezar esta mañana, desde la Residencia de Olivos, el acto por el Día de la Bandera en conmemoración por los 201 años del fallecimiento del general Manuel Belgrano.


El Jefe de Estado se conectó por videoconferencia con el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti; la vicegobernadora, Alejandra Rodenas; el intendente, Pablo Javkin; y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, que estaban en el  Monumento a la Bandera de Rosario.

En Olivos, acompañaron a Fernández la primera dama, Fabiola Yañez; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros de Educación, Nicolás Trotta; y de Cultura, Tristán Bauer; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello.

En el marco de esta actividad, el mandatario le tomó la promesa a la Bandera a un grupo de alumnos de cuarto grado de escuelas de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Ustedes no dejen como generación que les pase lo que le pasó a la mía. Que no los dividan las diferencias, convivan con ellas”, pidió a los estudiantes.

El Presidente destacó que Belgrano “hizo un trabajo inmenso para que la Argentina sea libre” y señaló que fue también un gran economista, que “mucho antes que nosotros planteaba que el desarrollo de los pueblos se lograba con inversión, industria y trabajo”.

“Nosotros en esta pandemia estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance. Ahora, con la vacuna, estamos tratando de aliviar ese riesgo, pero queda mucho por delante, por lo tanto hay que seguir cuidándose y cuidando al otro”, afirmó Fernández.

Por su parte, Perotti resaltó en su exposición que “es preciso entender que no abandonamos la producción, la educación y el trabajo; que sólo cumpliendo una causa superior podemos verdaderamente tener la educación que queremos, la vida que nos merecemos, trabajar y producir en la tierra que amamos. Y no hay una causa superior, ni más fuerte, que la vida de los argentinos y las argentinas”.

Y remarcó: “Santa Fe está haciendo Patria vacunando como parte de la mayor campaña nacional. Gracias, Presidente, quiero agradecerle porque sé lo difícil que es conseguir vacunas y lo que significa que nuestro país haya empezado a producirlas aquí mismo para nuestra gente”.

“Nos tocaron tiempos durísimos, tristes, de incertidumbres y pérdidas irreparables. Ahora, con los corazones doloridos pero los brazos fuertes, empezamos muy de a poco a transitar un camino de esperanza y la reconstrucción”, dijo, a su vez, el intendente de Rosario, y subrayó: “Es más necesario que nunca unirnos y, ante la tristeza y la angustia, sembrar esperanza, solidaridad, fraternidad, paz, respeto y cuidado, lejos de los que alientan peleas inútiles y peleas sin sentido”.