Con el foco en limitar el ingreso al país para retrasar el ingreso de la variante Delta del Covid-19 que ya circula en otros países.

El Gobierno prepara un nuevo decreto de necesidad y urgencia (DNU) para prorrogar las medidas que rigen en el sistema de “semáforo epidemiológico” ante la pandemia y una decisión administrativa para reducir el número de personas que pueden ingresar al país por día.

La medida se tomaría en paralelo al DNU que firmará el presidente Alberto Fernández y que se publicará, según estimaron, en el transcurso de la noche.

Mientras que el DNU prorrogaría las medidas ya vigentes por 15 días, la decisión administrativa del Ministerio del Interior reducirá el número de pasajeros diarios que pueden ingresar al país “a más de la mitad” permitida actualmente, con el fin de retrasar el ingreso de la variante Delta del Covid-19 que ya circula en otros países.

Continúan suspendidos los vuelos provenientes de:
Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte
Chile
Brasil
India
Paises africanos
Turquía

Se ha fijado un cupo de 600 pasajeros diarios para el ingreso al país. Quienes regresen del exterior entre el 1° de julio y el 31 de agosto, están obligados a aislarse en los lugares que determinen los gobiernos provinciales y de la CABA, durante 10 días, contados desde el testeo realizado en el país de origen.

La estadía en los lugares de aislamiento estarán a cargo del pasajero. Se controlará que quienes regresaron de viaje estén cumpliendo el aislamiento en sus domicilios y se radicarán denuncias penales en caso de verificarse el incumplimiento del aislamiento, de acuerdo con los arts. 205 y 239 del Código Penal, por violación a medidas contra epidemias y desobediencia a autoridad pública, sancionadas con prisión de SEIS (6) meses a DOS (2) años y con prisión de QUINCE (15) días a UN (1) año, respectivamente.