La cumbre de dirigentes del Partido Justicialista programada para este lunes en Dolavon fue suspendida en las últimas horas de manera sorpresiva.

Según informó el Diario  Jornada, la decisión fue tomada luego de que crecieran los reclamos de algunos sectores que no fueron convocados ni consultados acerca de la “lista de unidad” en la que vienen trabajando un puñado de dirigentes desde hace poco más de un mes.

La suspensión –por ahora sin fecha- puso una gran signo de interrogación sobre el armado electoral que se estaba tejiendo, con el actual presidente del PJ, Carlos Linares, y el asesor presidencial, Julián Leunda, como principales aspirantes a encabezar la lista de senadores.

El tercero en discordia, el actual vicegobernador Ricardo Sastre, había hecho saber en las tres reuniones previas que no tenía problemas en encabezar un proceso de unidad pero debía haber un fuerte consenso interno para ello.

Como eso finalmente no se venía dando, Sastre tenía pensado bajar su candidatura para no obstaculizar los deseos de otros dirigentes que querían ser candidatos a toda costa.

Inclusive, ese mismo grupo ya habían decidido que la senadora Nancy González, la exdiputada provincial trelewense Florencia Papaiani (esposa del ex vicegobernador César Gustavo Mac Karthy) y la asesora de la Cámara de Diputados de la Nación Rosario “Rochi” Nervi (esposa del intendente de Dolavon, Dante Bowen), integraran las listas de senadores y diputados nacionales.

Sin embargo, la “unidad” empezó a crujir antes de arrancar y antes de que la cumbre de mañana en Dolavon se convirtiera en un foco de conflicto, los organizadores decidieron cancelarla.