Se trata de Javier Quintoman, que trabajaba para Vía Patagónica y como camarógrafo de la Municipalidad de Puerto Deseado. Su cuerpo fue encontrado en la zona de piletas de la costanera de la ciudad portuaria. Trabajó la Dirección de Investigaciones y Prefectura Nacional en el lugar para saber qué sucedió.

El intendente Gustavo González estuvo en el lugar.La localidad de Puerto Deseado está consternada.

El periodista y camarógrafo Javier Quintoman de 41 años de edad fue hallado sin vida en la costanera local, en la “zona de piletas”, ubicada cerca de la Cueva de los Leones, donde hace un año y medio ocurrió el aberrante crimen de María y Santino.

En el lugar trabajó la Dirección de Investigaciones de la Policía de Santa Cruz con apoyo de Prefectura para investigar las causas del deceso.

Más tarde trasladaron el cuerpo a la morgue desde donde los primeros datos recolectados indicaron que tomó la decisión por su propia cuenta.