Desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de Chubut -a cargo de Leandro Cavaco- se logró llegar a través del Programa de Agricultura Familiar (PROAF) a las comunas rurales de Gastre, Buen Pasto, Lago Blanco, Aldea Apeleg, Ricardo Rojas, Aldea Beleiro, además los municipios de José de San Martín, Río Mayo, Cholila, Río Pico, Epuyén, Gualjaina y Paso de Indios, que ya presentan y desarrollan sus proyectos locales.

La aplicación de acciones se lleva adelante desde octubre del año pasado, a través de la Subsecretaría de Agricultura provincial, con la asistencia de su titular, Claudio Mosqueira, y se basa en el diagnóstico y desarrollo de unidades productivas, en el territorio provincial. Se apunta, principalmente, al pequeño productor minifundista, campesino, chacarero, trabajadores rurales y las comunidades de pueblos originarios

Estas unidades, que logran en el tiempo más adhesiones de parte de los productores, están integradas con la agricultura como principal actividad y fuente de ingreso del núcleo familiar, logrando que las familias cuenten con herramientas en la aplicación del trabajo utilizado en la explotación y la producción, dirigida al autoconsumo y al mercado conjuntamente.

Al respecto, Mosqueira indicó que «nuestro fin con este sencillo, práctico y muy profundo programa es atender a la producción de agroalimentos, en el marco de la política provincial, que promueve la lucha contra la imposibilidad del alimento fresco y la seguridad alimentaria. Con el fortalecimiento de las organizaciones, hoy en Chubut hay más de 150 formalizadas, brindando asistencia técnica, financiera y comercial, para aumentar y mejorar la producción de agroalimentos».

Asimismo, se analiza y aplica «la agricultura como principal actividad y fuente de ingreso del núcleo familiar, aportando la familia conocimiento del trabajo que se utiliza en la explotación y la producción. Ya que estas unidades se dirigen al autoconsumo y al mercado conjuntamente llegando al pequeño productor minifundista, campesino, chacarero, trabajadores», remarcó el funcionario.

PROAF

El PROAF Chubut está compuesto por el fortalecimiento de las capacidades organizativas, el desarrollo productivo, acceso a mercado, y la sustentabilidad social y ambiental. En la implementación de acciones conjuntas y comunes, dentro de la provincia con municipios, distintas instituciones y organizaciones.

Comprende una diversidad de condiciones ambientales que pueden corresponderse en tres grandes zonas agroecológicas: zona andina, zona extra andina y valles irrigados.

“Atento a esa política de producción familiar y local -añadió Mosqueira- es que reconociendo al agroalimento en forma positiva como un modelo, se incluyó a los sectores más desfavorecidos de productores de la provincia, quienes lograron acceder a los mecanismos de participación».

«Y esto se realiza respetando las ganas, el conocimiento y cultura productiva de cada lugar, encaminado a un solo sitio, que es el crecimiento del trabajo y la economía a través de la producción de alimentos».

«Llegamos en la actualidad a una superficie hortícola a campo en Chubut que supera las 1.800 hectáreas con una alta participación de los cultivos de papas, zanahorias y cebollas, el resto se destina a verduras de hoja, tomate y morrón, entre otras hortalizas», concluyó el subsecretario.