El humorista se quejó porque la diva comparó al país con Venezuela. “Hay que ser menos despreciativo”, señaló en una entrevista con Jorge Rial

Susana Giménez se instaló en Uruguay, en la mansión de La Mary, desde que empezó la pandemia. Antes de su internación por complicaciones con el coronavirus, la diva había puesto en duda su regreso a la Argentina: “Pienso que si esto tiene algún arreglo, volvería. Pero no quiero Argenzuela. No voy a volver en Argenzuela. Trabajé mucho en Venezuela y se me caen las lágrimas… La gente esta deprimida, no hay laburo y el trabajo es lo principal”.

Las declaraciones de la conductora generaron una enorme polémica. Incluso el enojo del reconocido capocómico Enrique Pinti. “Cuando oigo a nuestra diva máxima, que es Susana Giménez, decir que esto es ‘Argenzuela’, me gustaría recordarle que Argentina le dio toda o gran parte de la plata que tiene, que es muchísima y se la ganó trabajando, trabajando bien y absolutamente merecido”, dijo el artista en una entrevista con Jorge Rial, conductor del nuevo ciclo Argenzuela, que se emite por Radio 10 (AM 710).

Susana Giménez generó polémica al comparar a la Argentina con Venezuela

“La Argentina le dio todo eso. Y Venezuela antes del huracán (Hugo) Chávez, ella estuvo trabajando muchísimo y cobró cientos y miles de dólares de ese país, antes de que fuera una mezcla espantosa de Cuba y Etiopía. Entonces cuando los países te dieron, tu nacionalidad, tu razón de ser, hay que ser menos despreciativo”, reflexionó el capocómico.

“Nos dolió a todos…”, aseguró el periodista sobre los dichos de Giménez. “Claro. Yo la quiero mucho a Susana, de verdad. Me cae fantásticamente bien, es simpática. Pero salen cosas de su boca que quizás no las sabe expresar bien. Pero a esta altura uno tiene que hacerse cargo de lo que dice. Me parece que compararnos con Venezuela o con otro país es un disparate. Argentina es irrepetible”, explicó Enrique.

Además, el humorista manifestó que este país no es el único con graves problemas y puso de ejemplo a España, donde ocurrió el brutal asesinato de un joven español que conmovió al mundo: “Hoy por ejemplo, las manifestaciones que hay en España por el ataque a Samuel, que lo mataron a golpes, simplemente por decirles a un montón de bestias que no atacaran a unas chicas que estaban con el teléfono, haciendo fotos. No los estaban criticando a ellos, sino que simplemente estaban hablando por teléfono… Además, el mundo es un desastre total y nadie es quién para decir qué es peor y qué mejor”.

Por otra parte, cuando Rial le preguntó por el teatro, una de las actividades más afectadas por la pandemia, Pinti le respondió: “Yo no me siento tan mal en cuanto a la falta de actividad. Realmente es una situación fatal, horrible, espantosa. Empecé en el teatro en 1957 y no paré nunca. Pasé del teatro independiente, al café concert, al teatro comercial, con el éxito de Salsa criolla. No paré nunca en 60 años, entonces para mí el trabajo es como el aire que uno respira. Eso lo extraño muchísimo”.

Además, Enrique afirmó que pudo ganar mucho dinero con el éxito de Salsa criolla, que estuvo diez años en cartelera y llegó a tener 3 millones de espectadores. “Más allá de que soy un gastador de mierda, no sé administrar e iba todas las noches a cenar… Ahorré y me permitió tener un colchón que para uno, dos años da, ya más no”, cerró el humorista.