La ministra de Educación del Chubut, Florencia Perata, participó junto a sus pares de todo el país en la 107° Asamblea del Consejo Federal de Educación (CFE) en la que se aprobó el plan nacional de evaluación para el período 2021-2022.

El Gobierno del Chubut, a través de la ministra de Educación, Florencia Perata participó de una nueva asamblea del Consejo Federal de Educación realizada de manera virtual y encabezada por el titular de la cartera educativa de la Nación, Nicolás Trotta, en la que se aprobó el Plan Nacional de Evaluación Educativa 2021-2022, que permitirá sistematizar y valorar evidencias sobre la situación de la educación primaria y secundaria en Argentina, en el período de funcionamiento excepcional del sistema educativo debido a la pandemia.

En este encuentro, la ministra Perata destacó la importancia de contar con este tipo de relevamiento: “Nos permite tener una mirada integral y certera sobre la situación de los niveles. Además, la propuesta tiene un abordaje que da cuenta de las complejidades y desafíos que se le han presentado al sistema educativo durante estos dos años.” Asimismo, la funcionaria señaló que esta visión integral de la situación educativa permite establecer medidas e implementar políticas de manera más estratégica y teniendo información clave para realizar mejoras en el sistema educativo.

Durante el encuentro, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta sostuvo que “la pandemia generó circunstancias excepcionales para el funcionamiento del sistema educativo. Vamos a profundizar la implementación de evaluaciones con una mirada integral, que considere y articule información sobre las distintas dimensiones de la educación. Esta evidencia es clave para definir políticas educativas que permitan asegurar el aprendizaje a todas las chicas y chicos».

Un plan, muchas estrategias, varios enfoques

El Plan Nacional de Evaluación aprobado por el Consejo Federal de Educación aborda la situación educativa en distintas dimensiones que abarcan desde la enseñanza, el aprendizaje, los cambios en la organización y funcionamiento escolar, hasta las trayectorias escolares de los estudiantes, y las condiciones materiales e institucionales en las que se desarrollaron tales procesos.

En el caso del Nivel Primario el plan prevé encuestar de manera online a 11.133 docentes, se utilizará la misma muestra utilizada en la Evaluación Nacional del Proceso de Continuidad Pedagógica (ENPCP) 2020, para conocer las condiciones y prácticas durante el Ciclo Lectivo 2021.

A esta encuesta, se sumarán la evaluación estandarizada Aprender 2021, que se implementará en 23.000 escuelas primarias; la línea de Investigación Educativa Federal 2021, que realizará una sistematización de las políticas educativas provinciales durante la pandemia; el Aprender: sistema de evaluación de aprendizajes en línea, un dispositivo que será implementado en el primer ciclo de la educación primaria y pondrá a disposición una serie de instrumentos de evaluación que los docentes podrán aplicar de acuerdo con el proceso de enseñanza que estén llevando adelante; y Aprender: desde la perspectiva de las y los estudiantes, que tomará una muestra de 138.000 estudiantes de 6º grado de 2782 escuelas para ser consultados sobre cómo y qué aprendieron en estos dos años de pandemia.

Además de los dispositivos y encuestas antes mencionados, las jurisdicciones contarán con el resultado del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE) que fue implementado en 2019, que evalúa los logros de aprendizaje en las áreas de Lectura, Escritura, Matemática y Ciencias Naturales (solo en 6° grado) de estudiantes de 3° y 6° grado de primaria de educación común, cuyos resultados serán considerados en la evaluación integral del nivel, en la medida que aportan una perspectiva regional de la educación primaria pre-pandemia.

También está previsto un Informe nacional de indicadores educativos que, a partir de los datos del Relevamiento Anual y de datos poblacionales, publicará cincuenta indicadores que arrojarán una perspectiva sobre los niveles de acceso a la escuela primaria y las trayectorias escolares con datos del período 2011-2020.

Nivel Secundario

Al igual que el Nivel Primario, se realizarán encuestas, en este caso a equipos directivos y docentes, sobre condiciones y prácticas de enseñanza del ciclo lectivo 2021. En el Nivel Secundario, el universo que abarcará la encuesta en línea será de 2048 equipos directivos y 9173 docentes. También está previsto un Informe nacional de indicadores educativos, el sistema de evaluación de aprendizajes en línea, y el Aprender desde la perspectiva de los estudiantes.

Respecto a la evaluación Aprender 2022, la prueba estandarizada será implementada de manera censal a las 13.000 escuelas secundarias, donde asisten los 472.300 estudiantes de 5º y 6º año en la que serán evaluados en Lengua y Matemática.

En el caso del Nivel Secundario, los resultados de esta evaluación nacional aplicada en 2019, plantearon la necesidad de efectuar nuevos estudios que profundicen en el análisis realizado en dos áreas: Matemática y Ciencias Naturales. En el primer caso, esta profundización sobre los resultados servirá para producir nueva información que permita revertir el descenso sostenido de los desempeños que se registra desde 2013. En el segundo, para determinar la validez de los resultados obtenidos en la aplicación 2019 ya que muestran inconsistencias respecto del desempeño en otras áreas y en comparación con ediciones anteriores.

Por otra parte, se llevará adelante la Prueba piloto PISA digital 2022, en la que estudiantes de 15 años responderán entre agosto y septiembre de este año sobre Ciencias, Lectura y Matemática para la prueba piloto. Adicionalmente, los estudiantes responderán un cuestionario complementario sobre la familiaridad con las Tecnologías de la Información y la Comunicación, y un módulo sobre la educación durante la pandemia por Covid-19. La prueba definitiva tendrá lugar en septiembre de 2022.

Finalmente, se sumará al Plan de Evaluación Nacional el Módulo SInIDE – Acompañar 2021, que se puso en marcha a fines del 2020 con el objetivo de contar con información nominalizada de los estudiantes secundarios de la modalidad común del sector estatal desvinculados durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).