La sentencia se dio luego de un planteo realizado por la madre de la menor.

El Juzgado de Primera Instancia de Familia y Minoridad Nº2 de Río Grande ordenó sacar del documento de identidad de una niña de 10 años el apellido de su padre abusador. La sentencia se dio luego de un planteo realizado por la madre de la menor.

La mujer argumentó que el Documento Nacional de Identidad (DNI) de su hija, con el nombre de su expareja condenada por la Justicia penal en 2015, le genera a la niña “problemas psicológicos”.

La madre, en diálogo con la prensa, explicó: “ante cualquier trámite administrativo e incluso en trabajos prácticos de la escuela, queda expuesta a referirse a la situación del abuso”.

La Justicia ya había ordenado la supresión del apellido del abusador en el DNI de la niña, pero debido a un cambio de formato instrumentado por el Registro Nacional de las Personas (Renaper) el nombre del padre biológico seguía figurando en el dorso del documento.

Ante esta situación, la jueza Montero resolvió ahora ordenarle al Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas, la “supresión de los datos filiatorios paternos del dorso del DNI de la menor”.

(Mil Patagonia)