Con la cabeza puesta en la Copa Libertadores, el Fortín y la Academia igualaron 0 a 0 y aburrieron en Liniers.

Con la atención repartida entre la actividad doméstica y la Copa Libertadores, Vélez y Racing empataron 0 a 0 en el estadio José Amalfitani, en el debut de ambos equipos en la Liga Profesional de Fútbol. El duelo fue dirigido por Germán Delfino, de correcto arbitraje.

En una primera parte marcada por el frío en Liniers, el Fortín y la Academia regalaron pocas emociones. Los de Pellegrino tuvieron el control de la pelota pero sin peligro, mientras que la visita apostó a alguna contra que nunca llegó. Solo a través de la pelota parada fue que corrió riesgo el arco de Hoyos, pero demasiado poco para lo que se anunciaba en la previa entre dos planteles con tanto talento.

El partido recién empezó a entrar en calor cuando los DTs movieron los bancos, tirando a la cancha a sus titulares. El ingreso de Piatti, en Racing, lo hizo dueño del trámite del partido: un remate del ex San Lorenzo fue la más clara de tres que tuvo el equipo de Pizzi en cuestión de minutos.

Sin embargo, nada fue suficiente para terminar de quebrar un empate que se terminó haciendo indeclinable hasta el pitazo final de Delfino. Ahora sí, Vélez y Racing preparan su futuro próximo en la Copa Libertadores, soñando con meterse entre los 8 mejores del continente. El Fortín visita a Barcelona en Guayaquil (ganó 1-0 la ida), mientras que la Academia recibe a San Pablo en El Cilindro (empató 1-1 como visitante).