El delantero Darío Benedetto, ex Boca y Arsenal de Sarandí, actualmente en el Olympique de Marsella francés, está en los planes de San Pablo, que dirige su compatriota Hernán Crespo y lo pretende como refuerzo para los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.null

La información de la negociación del club paulista con el goleador, quien en principio no será tenido en cuenta en el Olympique por el entrenador Jorge Sampaoli, alentó a los hinchas en las redes sociales, ya que el equipo tiene falencias en su delantera y la posible llegada del Pipa entusiasma, según publicó el periódico brasileño Gazeta Esportiva.

La llegada de Benedetto podría perjudicar a uno de los jugadores más respetados por la afición paulista desde el año pasado y con muchas lesiones en 2021, Luciano, quien ya perdió espació con Emiliano Rigoni, autor de dos goles ante Racing el martes último en el triunfo por 3-1 en Avellaneda que permitió a San Pablo avanzar a cuartos de final de la Libertadores.

Además de Crespo y Rigoni, en el equipo de San Pablo juega Martín Benítez, ex Independiente, quien llegó proveniente de Vasco da Gama.

Benedetto, de 31 años, jugó en Arsenal, Defensa y Justicia, Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Tijuana y América de México, y alcanzó notoriedad en Boca, que lo vendió hace dos años al Olympique de Marsella.

San Pablo quiere a Benedetto como refuerzo para su próximo compromiso en la Libertadores, que será ante el vigente campeón Palmeiras.