Es un volante que se incorporó hace cinco años y aunque contó con chances, en el último tiempo Gallardo no lo tenía en cuenta

Un nuevo futbolista que tenía contrato con River Plate arregló su salida de forma anticipada. Se trata del volante Joaquín Arzura, que por pedido del entrenador Marcelo Gallardo se incorporó a la entidad de Núñez en enero de 2016 y su contrato vencía en diciembre de 2022, pero el futbolista y el club se pusieron de acuerdo para la rescisión adelantada.

Arzura, de 28 años, es un mediocampista central que River Plate le compró a Tigre en enero de 2016 en 1,5 millón de dólares (por el 60 por ciento del pase). El Muñeco le dio oportunidades en el primer equipo y jugó 19 partidos, pero no lo convenció. Anotó un tanto en un partido contra Unión de Santa Fe.

Luego, desde mediados de 2017, no fue tenido en cuenta por Gallardo y fue cedido al Osasuna (temporada 2017/2018) y al Almería de España (2018/19), a Nacional de Montevideo (2019), a Huracán (en el segundo semestre de 2019) y al Panetolikos griego en septiembre de 2020. No obstante, en ninguno de los equipos a los que fue a préstamo el ex Tigre logró consolidarse.

Tras volver de su último préstamo en el mencionado equipo heleno, que no utilizó la opción de compra de 600 mil dólares, tanto el club de Núñez como el mediocampista nacido en Campana se pusieron de acuerdo para las condiciones de una rescisión del contrato que finalizaba en diciembre de 2022.

Ahora, seguirá su carrera en Instituto de Córdoba con la ilusión de recuperar el nivel que mostró antes de sumarse al equipo de Gallardo: el volante que hasta el martes se entrenó en el River Camp de Ezeiza, este miércoles ya viajó para incorporarse a su nuevo equipo.

Está claro que el caso de Arzura no genera la misma trascendencia que las salidas de otros jugadores. Pero se sumó a la extensa lista de futbolistas que dejaron la entidad millonaria con el pase un su poder. Entre un total de 38, se destacan las partidas de David Trezeguet, Ariel Rojas, Fernando Cavenaghi, Lucas Boyé, Carlos Sánchez, Leonel Vangioni, Marcelo Barovero, Luis González, Leonardo Pisculichi, Nicolás Domingo, Jonatan Maidana (volvió), Ignacio Scocco, Jorge Moreira, Rafael Santos Borré y Lucas Pratto.

Cuando Arzura llegó a River Plate generó gran expectativa como los casos de Ignacio Lollo y Marcelo Larrondo, quienes se vieron afectados por sus reiteradas lesiones y no pudieron tener muchas chances de jugar. Sin embargo, la situación del ex volante de Tigre fue diferente ya que tuvo sus posibilidades, aunque no fue del gusto del entrenador.

Su horizonte está en Córdoba donde intentará aprovechar al máximo la posibilidad en Instituto, equipo que juega en la Primera Nacional y es 12º en la Zona B. El domingo visitará a Santamarina de Tandil y ahí comenzará la nueva etapa para Arzura.