El Rojo necesitaba ganar pero igualó 1-1 con el Calamar en una noche marcada un polémico penal no sancionado para los de Avellaneda.

Independiente empató 1-1 con Platense en el estadio Ciudad de Vicente López, en uno de los partidos de la cuarta fecha. El árbitro del encuentro fue Diego Abal, de polémica actuación. Los goles: Augusto Schott para el local y Andrés Roa para el Rojo.

¿Era penal para Independiente?

En el final del primer tiempo, Bogado se llevó puesto a Bustos, pero Abal no cobró.

Bogado se lleva puesto a Bustos: era penal. (Foto: Marcelo Carroll).
Bogado se lleva puesto a Bustos: era penal. (Foto: Marcelo Carroll).

En el final del primer tiempo, el curso del partido entre Platense e Independiente pudo haber cambiado en un segundo. Bah, en realidad, en un par de minutos. Es que con el tiempo cumplido, hubo una jugada más que polémica que pudo haber sido penal para los de Falcioni, pero Diego Abal entendió que no hubo falta.

¿Qué pasó? Cuando el reloj marcaba 45 minutos de juegoFabricio Bustos armó una gran jugada individual por la banda derecha con caño incluido al bueno de Facundo Cardozo, pero cuando entró al área se cruzó de frente con Mauro Bogado.

El experimentado capitán del Calamar, desesperado por interrumpir la carrera del rival con destino directo al arco de Luis Ojeda, intentó llegar primero a la pelota para despejarla al córner, pero terminó llevándose puesto al lateral del Rojo.

En la primera imagen, por la espectacularidad del choque, no quedan dudas: ¡Penal! Es cierto que al ver las diferentes repeticiones no se nota un impacto, al menos no uno tan contundente con el de la primera impresión, pero sin dudas el del equipo local se lleva puesto al jugador del equipo de Avellaneda e interrumpe su paso. Era falta…

El Rojo intenta pero no liga

El juez de partido entendió que no y enseguida hizo gesto de que no había pasado nada. Para esa altura del partido, ya habían convertido Schott para Tense y Roa para Independiente, que pudo haber contado con la chance de irse al descanso arriba en el marcador, pero Abal no cobró.