El peruano, de 31 años, llegó procedente de Rayo Vallecano. Era el lateral que quería Russo. ¿Debutará contra River?

Luis Advíncula, flamante refuerzo de Boca, viajó a Córdoba. Foto: Boca Juniors

Luis Advíncula, flamante refuerzo de Boca, viajó a Córdoba. Foto: Boca Juniors

Boca Juniors sumó este sábado a su plantel a Luis Advíncula, esperanzado en que el peruano pueda tener su prueba de fuego en el Superclásico ante River por la Copa Argentina.

“Bienvenido, Luis”, celebró el club  en su cuenta oficial de Twitter. El experimentado marcador lateral derecho, de 31 años, baluarte de la selección dirigida por Ricardo Gareca, era uno de los refuerzos que más deseaba el entrenador, Miguel Ángel Russo.

El ‘Rayo’ Advíncula estará disponible para Russo siempre y cuando llegue antes la transferencia que debe enviar Rayo Vallecano, club español al que Boca le compró el pase en 2,5 millones de euros.

Advíncula viajó igualmente este sábado a la ciudad de Córdoba para unirse al plantel antes del encuentro del domingo con Talleres por la cuarta fecha de la Liga Profesional de Fútbol. Seguramente no verá acción.

Apodado también ‘Bolt’ por su velocidad, el lateral jugó tres veces la Copa América para Perú, con un subcampeonato logrado en la versión de Brasil-2019.

El marcador de punta inició su carrera con las camisetas de Juan Aurich y de Sporting Cristal en su país. En su rica trayectoria, pasó también por Hoffenheim de Alemania, Ponte Preta de Brasil, Vitória Setúbal de Portugal, Bursaspor de Turquía y Newell’s de Argentina, además de los mexicanos Tigres y Lobos.

Luis Advíncula en la última práctica de Boca antes de viajar a Córdoba. Foto: Boca Juniors

Rumbo a Córdoba

A nivel doméstico, luego de la decepción que significó la eliminación en la Copa Libertadores, Boca debutó en Santa Fe con un equipo alternativo y empató con Unión (1-1). Luego al regresar de Belo Horizonte su plantel profesional fue conminado a un aislamiento y debió jugar con los juveniles ante Banfield (0-0) y San Lorenzo (0-2). Por ahora sólo tiene dos puntos sobre nueve posibles.

Entre esos inconvenientes se sumó otro interno, la decisión del delantero colombiano Sebastián Villa, una de las figuras del equipo, de abandonar los entrenamientos para presionar con una transferencia al Brujas de Bélgica luego de que Boca desistiera la propuesta por considerar insuficientes los 7 millones de dólares que ofreció el club europeo.

De manera que Boca saldrá a jugar en Córdoba con lo mejor disponible pero sin Villa, y con la probable presencia de Juan Edgardo Ramírez, su penúltima adquisición.

Russo mantendrá la base que usó ante el Mineiro, con los ingresos de Alan Varela por Esteban Rolón y del promisorio Aaron Molinas en el lugar de Villa, aunque con distintas características ya que el juvenil de 20 años es un generador de juego y no un delantero neto como el colombiano.

En la defensa es muy probable que sea preservado Marcos Rojo para el Superclásico del miércoles y en su lugar ingresaría el peruano Carlos Zambrano. En la delantera existe otra duda entre el juvenil Luis Vázquez y el cordobés Cristian Pavón, quien parece transitar sus últimos días en el club -sería transferido a Europa-, mientras que está confirmado Norberto Briasco.

Boca intentará conseguir su primer triunfo en Córdoba ante un rival que históricamente suele complicarlo y enseguida atender el choque con River por los octavos de final de la Copa Argentina, en el estadio Ciudad de La Plata.