El estadio Mario Kempes albergó la igualdad 0-0 entre Talleres y Boca. Fue por la cuarta fecha de la Liga Profesional, por la que el Xeneize aún no ha podido ganar un partido; mientras que Talleres sumó por segunda vez en el torneo. Entresemana, Boca deberá medirse con River por la Copa Argentina.

Este domingo se disputó en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba el partido entre Talleres y Boca Juniors. El duelo, válido por la cuarta fecha del torneo, midió a dos elencos de flojo presente en el campeonato, que intentaron redimirse en suelo cordobés. El local llegó tras perder 2-1 ante Central Córdoba de Santiago del Estero; mientras que el Xeneize arribó tras caer derrotado por 2-0 ante San Lorenzo.

El juego no tardó en contar con ocasiones claras de gol. La primera fue para el local y fue además muy clara. Por la izquierda, Michael Santos se asoció con Ángelo Martino, quien fue hasta el fondo y envió un pase por bajo para la llegada de Carlos Auzqui. El ex Estudiantes y River definió al palo izquierdo, con la mala suerte de que Agustín Rossi acertó la decisión y controló el envío de gran manera. Se salvó la visita.

En esos primeros instantes Talleres fue superior y mereció marcar la diferencia, pero tampoco lo hizo con suficiente profundidad. En la siguiente, tras un fallo en el rechazo de Marcos Rojo la pelota quedó en poder de Diego Valoyes, que remató cruzado desde la punta derecha del ataque, pero la pelota se fue desviada por el poste derecho del arco defendido por Rossi.

Tras esa superioridad del arranque, Boca comenzó a emparejar el juego y trabó el partido en la mitad de la cancha. Fue así que tardó en haber ocasiones de riesgo real para ambos planteles. Eso hasta que Juan Ramírez encabezó un contragolpe por el centro del campo y cedió para la punta derecha, en donde Cristian Pavón apareció corriendo a toda velocidad. El atacante de la visita tenía opción de pase hacia el centro para Norberto Briasco, pero decidió rematar. Lo hizo defectuosamente y la pelota se fue sobre el travesaño.

No ocurrió nada más destacable durante la primera mitad, que se fue con el 0-0 hacia el descanso.

En el complemento, Talleres probó de todas las formas disponibles para alcanzar la ventaja. Primero fue Valoyes con un defectuoso remate lejano. Luego lo intentó Juan Méndez, con una buena asociación con Santos por el centro que lo dejó mano a mano con Rossi, pero la definición fue baja y al medio, justo al lugar en el que estaba el arquero, que contuvo sin problemas.

A Boca le costó generar, pero también tuvo sus oportunidades, como con el remate desde afuera del área de Marcelo Weigandt, que intentó darle dirección a su remate de zurda, que se fue desviado. Luego quien se lo perdió fue Ramírez, que robó una pelota en ofensiva tras una mala salida del fondo local y en lugar de definir en el mano a mano ante Guido Herrera, intentó pasar para Pavón, diluyendo la opción.

A continuación llegó una muy clara, con un centro desde la punta izquierda a la posición de Valoyes, que cabeceó de palomita, pero no logró darle la dirección correcta a su remate y la pelota se fue pegada al poste izquierdo de Rossi.

Luego lo tuvo accidentalmente Diego González, que recibió un pase por la punta derecha del ataque e intentó enviar un centro, pero su remate superó a Herrera y terminó dando en el travesaño en la que fue probablemente la ocasión más clara del juego para la visita. Ya no hubo más que destacar.

Fue empate en Córdoba entre Talleres y Boca que repartieron puntos otra vez en el campeonato. Con cuatro puntos, la T se subió al 14° lugar, mientras que el Xeneize arribó a las tres unidades y está 21°. En la próxima fecha, los cordobeses deberán visitar a Banfield, el sábado 7 desde las 13.30. Boca, en tanto, jugará el domingo desde las 18 como local de Argentinos Juniors, pero antes enfrentará a River Plate en los octavos de final de la Copa Argentina, partido que se jugará el miércoles 4, desde las 19.