La atleta argentina terminó última su serie de semis en los 500 metros de kayak individual y cerró unos Juegos Olímpicos inolvidables.

Se acabaron los Juegos Olímpicos para Brenda Rojas luego de que terminara séptima en su semifinal de 500 metros de kayak individual y se quedara sin posibilidad de ingresar en la final C. La oriunda de San Pedro cerró así una gran actuación en Tokio 2020. 

Brenda Rojas había logrado la clasificación a la semifinal de K1 500 luego de una serie de cuartos de final infartante, en la que se la vio dejar todo y salir exhausta de su kayak. De hecho, en esa carrera logró, por lejos, su mejor marca en los Juegos: 1:51.822

Rojas, especialista en sprint (de hecho, también participó en K1 200) arrancó algo rezagada en su serie de semifinales y rápidamente quedó en disputa directa con la francesa Manon Hostens por un lugar en la final C. Sin embargo, quedó séptima de siete, con un tiempo de 1:58.301 y sin chances de volver a competir

La carrera se la quedó la neozelandesa Lisa Carrington, seguida de la australiana Alyce Woods. Ellas dos se clasificaron a la final para pelear por una medalla. 

Tal como lo reoconociera tras su gran actuación en los cuartos de final, Brenda Rojas superó las expectativas en estos Juegos Olímpicos al meterse en las semifinales de una categoría que no es su especialidad y por eso la despedida de Tokio, sin dudas, será con una sonrisa.