El mega operativo fue coordinado por la DPI de Puerto Madryn con la colaboración de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Un total de 25 allanamientos en simultáneo se realizaron en la Provincia de Córdoba (capital, Cruz del Eje, y Villa Carlos Paz) y dos en el partido de Merlo, Provincia de Buenos Aires.

Se trata del una banda de Alcance nacional que se dedicaban a las estafas virtuales de dinero mediante cuentas bancarias.

Los allanamientos se extendieron a dos unidades penitenciarias de Córdoba donde presuntamente operaban los cabecillas de la organización.