El juez Jorge Novarino, dictó una sentencia condenatoria contra Ariel Eusebio López quien fue declarado como autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual simple ocurrido hace tres años. En este marco, el tribunal impuso al acusado la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional. Asimismo, López deberá cumplir reglas de conducta por el término de dos años indicaron desde el MPF.

Durante ese período, el condenado tiene que presentarse regularmente al control del cuerpo de delegados de la Oficina Judicial.

También debe abstenerse del uso de estupefacientes y de abusar de bebidas alcohólicas. Por último, el magistrado dictó una orden de prohibición de acercamiento y contacto en todo lugar y por todo medio del procesado con la víctima.

En la sala de audiencias de la oficina judicial de Sarmiento se desarrolló el juicio oral y público contra Ariel Eusebio López (41) acusado como presunto autor del delito de abuso sexual simple en calidad de autor.

El hecho ocurrió el 17 de marzo de 2018 en una vivienda del barrio “33 viviendas” de Alto Río Senguer. La Fiscalía solicitó la imposición de una pena de dos años de prisión en suspenso.

La audiencia de debate fue presidida por el juez Jorge Novarino. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal Laura Castagano. El acusado, en tanto, recibió el asesoramiento legal del abogado de la Defensa Pública, Marcelo Catalano.

Durante la audiencia de juicio prestaron declaración empleados policiales que tomaron intervención en el hecho, la psicóloga del cuerpo médico forense y testigos propuestos por las partes.

En los alegatos finales, la fiscal Castagno solicitó al tribunal de juicio que declare al acusado autor penalmente responsable del hecho que le endilgo la fiscalía. En tanto, requirió al magistrado la imposición de una pena de dos años de prisión.

También peticionó al magistrado que dicte al imputado una orden de prohibición de contacto por todo medio con la víctima por el plazo de duración de la pena.

Por su parte, el abogado defensor consideró que la parte acusadora no logró probar su teoría del caso. En consecuencia, peticionó la absolución de su asistido por la aplicación del beneficio de la duda razonable.

En caso de que el tribunal declare la responsabilidad del imputado, peticiono que se le imponga el mínimo de la pena (seis meses).