Bajo las constantes lluvias, el Rojo se impuso por 1-0 gracias a un tanto de Silvio Romero.

El clásico de Avellaneda quedó en manos de Independiente. En un duelo muy trabado y difícil de jugar por las condiciones climáticas, el Rojo venció por 1-0 a Racing en el estadio Libertadores de América, por la quinta fecha de la Liga Profesional. De esta manera, lidera en soledad la Liga Profesional del fútbol argentino.

Un cabezazo de palomita del capitán Silvio Romero, a los 24 minutos del segundo tiempo y tras un certero contragolpe, le permitió al equipo dirigido por Julio Falcioni festejar por primera vez desde 2017 en el encuentro que paraliza a esa ciudad bonaerense.

Con este triunfo, Independiente suma 11 unidades y lidera en soledad la tabla de posiciones, seguido por Lanús, Newell’s y Colón, todos ellos con 10 puntos.

Racing, por su parte, se quedó en 8. Pese a que el equipo aún se mantiene en la pelea, el entrenador Juan Antonio Pizzi volvió a quedar en la cuerda floja luego de semanas movidas, en las que quedó eliminado de la Copa Libertadores y ahora cayó ante el rival de toda la vida.

Tenemos una sensación de tristeza por perder el clásico. En lo que respecta al funcionamiento, creo que el equipo mostramos lo que queríamos. Tuvimos durante gran parte del partido el dominio y no supimos capitalizarlo en el resultado”, señaló el DT académico luego del encuentro. Y agregó: “Hasta el gol de Romero, creo que habíamos generado las mejores situaciones. Después de este momento, ellos se acomodaron defensivamente de forma diferente y controlaron mejor el partido. No encontramos los caminos para profundizar”.