Para acompañar la clásica bebida que casi es patrimonio nacional aprendé a preparar esta económica y simple receta, perfecta para principiantes que quieran sorprender a amigos y familia.

¿Llega la hora de la merienda y no hay nada para acompañar unos ricos mates? La torta matera es la solución perfecta. Si todavía te estás familiarizando con la cocina, o querés descansar de dulces complicados con algo rico y sencillo, esta receta es para vos.

Esta económica delicia no tiene una lista muy extensa de ingredientes, por lo que podrás disfrutar de una esponjosa torta casera hecha con los ingredientes a mano en la heladera, sin necesidad de salir a comprar a último momento.

Para acompañar las rondas de mate, esa bebida que ya nos caracteriza a los argentinos, no hay mejor opción. Siguiendo este simple paso a paso, en cerca de una hora podrás disfrutar de una torta esponjosa con toques cítricos y bañada en crema pastelera. Para comenzar, vas a necesitar:

Ingredientes
Crema Pastelera:
Leche 250 ml
Yemas de huevo 2
Azúcar 70 gramos
Fécula de maíz 30 gramos
Esencia de vainilla 1 cucharadita
Ralladura de 1/2 limón
Torta:
Harina leudante 300 gramos
Huevos 2
Leche 150 ml
Aceite 50 ml
Azúcar 100 gramos
Esencia de vainilla o ralladura de limón o naranja a gusto.

Prepará una torta matera esponjosa y dulce para acompañar con la merienda.
Preparación
Comenzando con la crema pastelera, en una olla mediana calentar la leche junto con la ralladura de limón. Mientras se calienta, en un bol mezclar el azúcar, los huevos, la fécula de maíz y la escencia de vainilla
Cuando la leche alcance la temperatura de ebullición y comience a burbujear, verter un tercio de la leche en los ingredientes secos, revolviendo mientras la leche se incorpora para evitar que se formen grumos
Cuando los ingredientes se hayan incorporado, tomar la mezcla del bol y vertirla de vuelta en la olla, mezclando con un batidor hasta que se espese.
Cuando se alcance el espesor buscado, reitrar del fuego y dejar enfriar en una manga pastelera si se tiene.

Bañada en crema pastelera y con un leve toque cítrico: la receta para la perfecta torta matera.
Para la torta: colocar en un bol los huevos, el azúcar, la leche, la esencia de vainilla y el aceite.
Mientras mezclamos los ingredientes húmedos, agregar lentamente la harina tamizada.
Colocar la preparación en un molde para horno previamente enmantecado y enharinado.
Decorar con la crema pastelera sobre la preparación, realizando un enrejado como el que hacemos cuando realizamos una pasta frola.
Llevar al horno por aproximadamente 35 minutos a 175 grados.
Desmoldar la torta matera cuando esté tibia y dejar enfriar sobre una rejilla metálica.