Científicos están investigando el surgimiento de una grieta en Kenia y no descartan una fractura continental.

Surgió una grieta en Kenia que indicaría un principio de fractura del continente africano.12 agosto 2021 20:39Una grieta surgió en Kenia y científicos de distintos países están investigando si se trata de una posible fractura continental. De acuerdo a los expertos, en esta grieta surgiría un nuevo océano, provocando una división en el continente africano.La clave que llevó a los científicos a este descubrimiento fue el hallazgo en 2005 de una grieta de cientos de kilómetros a lo largo de un tramo árido de la región Afar de África Oriental. Allí es posible pararse en el lugar exacto donde el continente se está dividiendo en las profundidades subterráneas.

Esta grieta se encuentra sobre la unión de tres placas tectónicas, que se encuentran en un lento proceso de separación. Éste es un complejo proceso geológico que, según los expertos, provocará una división gradual de África en dos y creará una nueva cuenca oceánica dentro de millones de años.“Este es el único lugar en la Tierra donde puedes estudiar cómo la grieta continental se convierte en una grieta oceánica”, dijo Christopher Moore, Ph.D. estudiante de doctorado en la Universidad de Leeds en el Reino Unido. Moore está utilizando un radar satelital para monitorear la actividad volcánica en África Oriental, asociada con la ruptura del continente.

Una separación a lo largo de millones de años

De acuerdo a científicos, el nuevo océano de África tardará entre 5 y 10 millones de años en formarse. La ubicación fortuita de la región Afar en los límites de las placas de Nubia, Somalia y Arabia lo convierte en un laboratorio único para estudiar procesos tectónicos elaborados.A lo largo de los últimos 30 millones de años, la placa árabe se ha alejado de África, un proceso que creó el Mar Rojo y el Golfo de Adén entre las dos masas de tierra conectadas. No obstante, la placa somalí en África oriental también se extiende lejos de la placa de Nubia, separándose a lo largo del Valle del Rift de África Oriental, que se extiende a través de Etiopía y Kenia.