El diputado nacional Gustavo Menna confirmó a Radio 3 que presentaron un proyecto para otorgar amnistía a las personas con causas penales abiertas por incumplimientos de las medidas de prevención establecidas, salvo en 3 circunstancias.

“Ha quedado al descubierto que el mismo funcionario que firmó esto fue el primero en quebrantarlo”, sentenció en referencia a las fotos del Presidente en Olivos. El legislador repasó que hay personas imputadas por “ir a visitar a familiares o salir a caminar”, recordando que en Chubut “padecimos situaciones muy complejas”.

El diputado nacional Gustavo Menna, confirmó y detalló a Radio 3 que presentaron un proyecto en el Congreso para otorgar amnistía a todas las personas a las cuales se les han abierto causas por incumplimiento de las medidas de prevención establecidas, “el Congreso tiene la potestad, es lo más justo y equitativo”, sentenció.

Esto a partir de las fotografías del año pasado (y conocidas recientemente) del Presidente en un cumpleaños en la Residencia de Olivos, cuando las medidas establecidas impedían realizar este tipo de actividades.

Menna subrayó que esto se plantea porque “tantas restricciones afectaron a gente que iba a trabajar y a otras en circunstancias extrañas, porque en Chubut había otras reglas. Mucha gente iba a visitar familiares o salía a caminar -y- a todas estas personas les abrieron causas penales”.

A partir de las imágenes, el diputado evaluó que “ha quedado al descubierto es que el mismo funcionario que firmó esto fue el primero en quebrantarlo y está claramente vulnerado el principio de Igualdad ante la Ley”.

Sentenció que lo ocurrido “le quita legitimidad al Estado para perseguir penalmente a las personas (…) el Estado es uno solo y no es justo, lógico ni coherente que el Presidente que dictó las reglas no las cumpla y paralelamente le quiera imponer sanciones penales a las personas”.

El legislador aclaró que la amnistía plantea 3 excepciones: “Cuando el hecho lo haya cometido un funcionario público, cuando se haya quebrantado una cuarentena especifica (caso confirmado, contactos estrechos o viajeros) y las reuniones y fiestas clandestinas”.

Sobre el final, Menna consideró que las expresiones recientes del Presidente “lejos de ser un acto de reconocimiento de un hecho, fue una embestida que muestra debilidad, fue una sobreactuación y le apunta al frente interno, que se ha desmarcado de esto”.

“No fue un error, fue un acto a sabiendas y deliberado, cometido cuando amonestaba e intimidaba al resto de la población”, disparó, enfatizando que las declaraciones del presidente “de disculpas, tienen poco”.

Por último, cerró estimando que un juicio político “no lo veo factible de prosperar”.