Hoy, 22 de agosto, como de costumbre, se celebra el Día Mundial del Folclore -palabra que viene de la inglesa Folklore-, y, al mismo tiempo, el día del folclore argentino. Por motivo de esta celebración. Nos acercamos hasta el Salón “Añoranza”, el lugar elegido por Angelica, una reconocida bailarina y profesora de danzas folclóricas que hacen quince años eligió a Sarmiento como el lugar donde realizar su vida familiar y profesional.

Charlamos con ella y comenzamos la entrevista:

¿Cómo y cuándo comenzaste a bailar folklore?

Comencé a bailar danza nativa de la mano del folclore a los siete años de edad.

¿Qué fue lo primero que te hizo pensar que querías seguir una carrera como bailarina?

Eso es algo que no se explica con palabras, porque nace todo de los sentimientos que a uno le enseña desde la cuna, Podes llegar a tener las herramientas o no para continuar una carrera, yo vengo de una familia muy humilde, pero cuando uno tiene los ideales bien marcados si llegás, lo concretas. En mi larga carrera como bailarina o como profesora, yo me encuentro más que agradecida a esos ideales que me marcaron mis padres para poder continuar, y agradecida a la vida porque esta carrera es un camino largo donde encontrás muchos piedras de tropiezos, pero eso no me hace bajar los brazos, al contrario, eso me fortalece para poder seguir adelante.

¿Dónde y cómo fue tu primera presentación?

Mi primera presentación fue cuando tenía diez años en un festival que se hizo en Río Grande, Tierra del Fuego. Se celebraba el aniversario de la localidad.

¿Alguna bailarina que admires?

En esta carrera siempre me sentí más que reflejada con Mabel Pimentel. Para mí, ella tiene y ha dejado un legado muy importante nuestra danza nativa ya sea nacional e internacional.

¿A quién de tus amigos bailarines admiras?

Admire a un bailarín de excelentes cualidades que hoy ya no está con nosotros, a mi profesor Víctor Hugo Fernández, excelente bailarín con una amplia trayectoria a nivel nacional y mundial también.

¿Bailarías o bailas otro tipo de danza?

Sí, he practicado otro tipos de danza porque justamente la danza tiene un abanico muy grande así que sí, he practicado otra danza como el flamenco y el Tap que van de la mano con nuestra danza.

¿Conociste muchos lugares gracias a las danzas folklóricas?

Gracias a la danza he conocido escenarios maravillosos, localidades, provincias, países. De la mano de la danza he llegado  a conocer lugares que jamás creí que iba a poder.

¿Dónde fue el último lugar en el que bailaste por el momento?

El último lugar en el que baile fue en nuestra localidad, en un festival que se hizo después de la pandemia que estamos atravesando, fue en el Club Deportivo Sarmiento, Se invitó a nuestro ballet, ya que el ballet está en actividad y yo bailo con mi ballet.

¿Cuál fue tu momento más feliz en la danza?

Yo creo para mí, en lo personal, que todos los escenarios que uno pisa son momentos felices y emocionantes, pero si tengo una experiencia muy linda y magnífica para mí, en lo personal, es haber podido bailar por primera vez con mi hijo mayor. Fue algo maravilloso como mamá, el saber que mi segunda generación sigue los pasos que uno le ha inculcado.

¿Peor experiencia bailando folklore?

Como peor experiencia bailando folklore, no he tenido, porque uno siempre, para llegar a concretar un escenario te preparas antes, durante y después también, porque no termina cuando uno baja del escenario, sí uno está en actividad uno sigue.

¿Has participado en un certamen a nivel nacional?

Sí he participado en certámenes a nivel nacional, siendo alumna y ya también siendo profesor. Hemos llegado a obtener, como alumna un segundo puesto en pareja de danza tradicional y como profesora hemos llegado a tener el primer puesto también como conjunto de danza tradicional, verdaderos momentos emocionantes.

¿Cuáles son tus objetivos como directora de un ballet?

Los objetivos como directora de mí ballet, siempre es proyectar y que cada alumno cumpla su sueño, porque integrar un ballet no es fácil, entonces una, como profesora, tiene que armar, modelar a ese alumno para que pueda acompañar y llegar a sus sueños.

¿Cuál ha sido el mayor desafío que encontraste como profesora hasta ahora?

El mayor desafío que he encontrado hasta ahora es haber llegado a Sarmiento, que van a hacer ya quince años. Yo vengo de la provincia de Tierra del Fuego, de la ciudad de Río Grande. Ese fue mi mayor desafío, llegar a asentarme en esta localidad donde me abrieron los brazos para para poder seguir y continuar con lo que yo ya venía trabajando, pero no fue fácil, porque uno llega a territorio ajeno y tenes que marcar y tenes que ponerte y saber donde estas parado también, así que eso fue un desafío enorme, haberme podido asentar en esta hermosa localidad.

¿Algo que te haya marcado profesional y emocionalmente?

Lo que me marcó, en esta larga carrera,  fueron los ojos de mi madre, verla sentada en primera fila el primer día que subí a un escenario como profesora de danza, eso quedó marcado y reflejado, el acompañamiento de ella desde que inicié mi carrera, desde los siete años hasta ya formada como profesor, verla a ella con sus ojitos llenos de lágrimas, emocionada cuando el público ovacionó, en un  festival latinoamericano que se hizo en mi provincia natal. Verla a ella ahí sentada, eso me marcó profundamente, y yo dije que esas lágrimas no eran en vano, así que por ella sigo y seguiré hasta cuando Dios diga hasta acá llegamos.

¿Cuáles son tus metas a corto, mediano y largo plazo?

El día a día es una meta, el continuar, el ser perseverante, el ver a tus alumnos que ingresan desde los tres años y pasas por los jóvenes, los adultos, adultos mayores, entonces la meta de una es fijarse que el alumno que llega al salón de danza es porque está motivado, entonces uno busca que esa motivación sea a largo plazo,  que no sea pasajero, que no sea del momento o que no sean un o dos meses y depues que  se termine la motivación. Así que una como profesora, trató de que la motivación sea y que sea largo plazo, el poder llegar y entregar a mis alumnos su certificación por haberse recibido como profesor o profesora de danza,creo que ahí es donde uno proyecta una meta a largo plazo.

¿Algunas palabras para todo aquel artista relacionado con el folclore? (Música, danza, pintor, escritor…)

Cuando hablamos de el folklore sabemos que el abanico es amplio, ya sea un este escritor, ya sea un uno este dibujante, ya sea un músico, pero yo tengo dos personas muy reflejadas, acá, de Sarmiento, una de ella es Mirta Jodor; Pety, como la conocemos, una persona excelente y talentosa, muy cautivadora también, y por otro lado me toca de cerca trabajar y conocer, aprender a conocer a un alumno mío que se llama Saul Ignacio, él también un joven escritor con muchas actitudes, con muchas ganas de seguir adelante, de no quedarse en esto que el ama , que es la escritura, la verdad es que uno se refleja con ellos, porque, tal vez nosotros, desde la danza, expresamos con nuestros movimientos, si estamos alegres, si estamos tristes, y los escritores expresan con un lápiz y un papel,  todo lo que lo que ellos ven, lo que sienten, y eso eso para mí esa es admirable. Y cuando hablo del dibujo, también es algo que me atrapa, por eso quiero nombrar a Sandra Valdéz, una persona muy sensible con sus ideales, también muy luchadora, una persona a quien admiro un montón, ha hecho unas creaciones espectaculares magníficas, desde el dibujo y el teatro. Para mí estas personas que acabo de nombrar son excelentes artistas y son de acá, de Sarmiento. Así que, a seguir peleándola, no es fácil este camino; este camino del folklore es difícil lamentablemente, por ahí no somos valorados, desde cada sector que acabo de nombrar, pero si uno tiene los ideales bien marcados, continúa y persevera.

Y no quiero dejar de mencionar, a Dios gracias, tengo mi familia hermosa conformada, por mis tres hijos que están y siguen la carrera de nuestra danza nativa y acompañada, también, por mi marido, la persona que me acompaña en esto que no es fácil y si no tenés a esa persona que esté ahí, al lado tuyo para fortalecerte, es difícil. Así que junto a mi marido Carlos “El negro” Rojas, conformamos mi familia hermosa y le doy gracias a Dios por tenerlas y perseverar juntos, porque el que yo pueda contar, hoy con mi propio espacio físico, es un uno más de nuestros logros que hemos obtenido como familia y todo gracias al sacrificio que hicimos como familia.