Los argumentos

En los considerandos de la medida se hace mención a que el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 494/21 toma en cuenta en sus considerandos al «inmenso trabajo de fortalecimiento del sistema de salud realizado desde marzo de 2020 y que continúa en la actualidad», que «ha generado mejores condiciones para la atención de cada persona que lo ha requerido».


También indicó que la medida tomada se basa en que se ha fortalecido «el sistema de salud» y pudo «dar respuesta», sin saturarse y a que en la actualidad avanza el plan de vacunación en las 24 jurisdicciones del país, con casi «el 80% de los mayores de 18 años con al menos 1 dosis de vacuna contra el coronavirus y más del 50% de los mayores de 60 años con 2 dosis de vacuna».

Situación sanitaria

Destacó además que «la incidencia de casos dejó de ser un indicador sensible de la situación sanitaria» y que la alarma epidemiológica y sanitaria estará dada por la ocupación de camas totales de terapia intensiva cuando sea superior al 80%, y cuando la variación porcentual del número de pacientes internados en UTI por Covid-19 de los últimos 7 días, respecto de los 7 días anteriores, sea superior al 20%.


Además, se detalló que en el caso de implementarse medidas ante situación de alarma epidemiológica y sanitaria, serán «por un período de tiempo corto y focalizadas».
Fundamentó la decisión en que «de acuerdo a la situación epidemiológica, sanitaria y de coberturas de vacunación, se puede evaluar la habilitación paulatina y controlada de actividades y aforos».