Tenía 24 años y fue hallada en su habitación semi desnuda. El sospechoso fue capturado, tras permanecer varias horas prófugo.

Abusó y asesinó a la hija de su pareja en un cumpleaños

Yamila Belén Araujo, una joven de 24 años que era madre de dos hijos, fue asesinada durante un cumpleaños familiar en la madrugada del domingo en una casa de la localidad bonaerense de San Miguel.

El hecho fue descubierto ayer cerca de las 14.30, cuando familiares fueron a despertar a la joven, quien se encontraba en la habitación de una vivienda de la calle Platón y Primera Junta, de la mencionada localidad del oeste del conurbano.

La joven fue hallada sin vida y sin ningún signo de violencia, por lo que el hecho comenzó a investigarse como “averiguación de causales de muerte” por el fiscal Gustavo Carracedo, de la Unidad Funcional (UFI) 20 de Malvinas Argentinas.

Sin embargo, tras el testimonio de testigos, el fiscal pudo reconstruir las últimas horas de la joven y así ordenar la detención de su padrastro, de 29 años.

Los testigos indicaron que hubo una fiesta en la vivienda de dos plantas que finalizó cerca de las 4 de la madrugada, cuando se los vio al hombre y a la joven subir al piso de arriba.

Luego, el hombre bajó y se retiró de la casa, sin que nadie tuviera contacto con él hasta la noche, cuando fue finalmente detenido en la casa de un familiar en Malvinas Argentinas por efectivos de la comisaría 3ra. de San Miguel.

“El la violó y la mató”, dijo Damián el hermano de la víctima a la prensa. “Jamás pesamos que podía pasar esto”, agregó.

Según informó Télam, el hombre, de nacionalidad paraguaya, tiene antecedentes penales y había salido en libertad en mayo del 2020.

“El la violó y la mató”, dijo Damián el hermano de la víctima a la prensa. “Jamás pesamos que podía pasar esto”, agregó.

En tanto, si bien se aguarda el resultado preliminar de la operación de autopsia, la víctima presentaba escoriaciones y un leve traumatismo en el cuello, aseguró un investigador.

El acusado será indagado por el fiscal Carracedo por el delito de “homicidio agravado por mediar violencia de género” (femicidio), que prevé una pena de prisión perpetua.