Este fin de semana la Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional (CC) aprobó la propuesta de sustituir a Carabineros de Chile por otra institución policial dirigida por civiles, lo que ha causado un revuelo político en el país.

Lo decidido por la Comisión ha generado una reacción de grandes proporciones en el mundo político, específicamente en la derecha nacional y en el Gobierno, quienes han rechazado en bloque esta iniciativa aprobada por los constituyentes.

Desde el 4 de julio pasado la Convención Constitucional sesiona diariamente para preparar la redacción de una nueva constitución para Chile. Desde sus inicios este organismo ha creado comisiones y redactado reglamentos para que probablemente en septiembre u octubre se inicie la redacción de la futura Carta Magna.

La aprobación se originó en la madrugada del sábado pasado. El abogado y constituyente Manuel Woldarsky explicó que la comisión de Derechos Humanos aprobó el “proponer reemplazo de la institución de Carabineros de Chile” y consideró como “histórica” la votación del fin de semana.

Woldarsky declaró además que la propuesta consta en crear “un servicio público que ejerza la función policial bajo respeto irrestricto a los derechos humanos”.

La propuesta de la comisión nace de una larga crisis de Carabineros de Chile. Esta institución ha sido acusada en los últimos años de graves escándalos de corrupción y violaciones a los derechos humanos originados en las masivas protestas que sacudieron al país en 2019. Debido a los hechos anteriores, es que distintos actores han demandado la reforma o la sustitución de esta policía militarizada por otra adecuada a estos tiempos.

La reacción del GobiernoEl Ministro del Interior y Seguridad Pública de Chile, Rodrigo Delgado (Foto: EFE)El Ministro del Interior y Seguridad Pública de Chile, Rodrigo Delgado (Foto: EFE)

Luego que se aprobara esta propuesta el Gobierno chileno se mostró molesto por esta situación y salió a defender la gestión de Carabineros. Según el Ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, “Carabineros tiene una historia que no se puede borrar de un día para otro”.

“La información que manejo es muy preliminar, pero sí le puedo decir lo siguiente. Cuando uno recorre Chile, cuando uno conversa con tanta gente lo que más nos piden es la presencia de las policías, y en este caso Carabineros Chile hace una labor tremendamente importante a lo largo de todo el territorio nacional”, dijo Delgado.

En tanto, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli también tuvo palabras de rechazo para la propuesta de la Convención Constitucional. “Cuando me preguntan mi opinión de esta propuesta, le digo que hay mucho trabajo, muy serio, de largo plazo como para caer en infantilismos refundacionales”, dijo Galli.

Para el ex senador y actual convencional constituyente, Felipe Harboe, la CC habría ido “un poco más allá del mandato” que se le ha encomendado, el cual es escribir una Nueva Constitución.

“La comisión provisoria de DDHH hizo un trabajo bastante interesante, pero creo que en esto -y otras materias más- fue un poco más allá del mandato. Si bien es una propuesta, no una decisión -y eso se valora- es importante señalar que las reformas que se hagan en materia institucional, sean de las FFAA o de Orden, se van a discutir en las comisiones permanentes, porque son debates de contenido”, dijo Harboe.

Por último el General Director de Carabineros, Ricardo Yáñez, defendió a su institución ante la propuesta de la CC. “Ninguna persona me ha pedido que cierre un cuartel o que elimine a Carabineros donde están. Todos me han pedido más Carabineros”, sostuvo Yáñez.

En defensa de la propuestaLa propuesta de la Comisión aún tiene que ser votada por el pleno de la CC (Foto: EFE)La propuesta de la Comisión aún tiene que ser votada por el pleno de la CC (Foto: EFE)

Sin embargo, a pesar de la arremetida gubernamental e institucional a favor de Carabineros, el vicepresidente de la CC Jaime Bassa se mostró a favor de la independencia y del trabajo desplegado por el organismo constituyente.

En ningún caso vamos a dejar que se condicione el contenido de nuestras deliberaciones por lo que eventualmente pueda expresarse desde los poderes constituidos”, dijo Bassa, quien además recalcó que la propuesta aún tiene que ser ratificada por el pleno.

Todo lo que hemos escuchado hasta ahora son propuestas que han surgido desde las Comisiones, pero que todavía tienen que ser ratificadas por el pleno. Eso quiere decir, que nada de lo que se ha discutido hasta ahora está firme, está zanjado, son las propuestas que van a llegar al pleno y que el pleno tendrá que deliberar”, finalizó Bassa.