El colombiano anunció su continuidad en el Xeneize pero aseguró que no le faltó el respetó a nadie y se quejó por las ofertas no atendidas.

Sebastián Villa se tomó menos de 24 horas tras las declaraciones de Juan Román Riquelme para asegurar públicamente su continuidad en Boca. Aunque lo hizo con quejas y asegurando que, pese a lo que declaró el vicepresidente del club, jamás les faltó el respeto a la entidad, los demás jugadores, la camiseta y a los hinchas. Su comunicado en Instagram también incluyó acusaciones al Consejo de Fútbol por, según su versión, no haber atendido las ofertas que llegaron por su pase (la del Brujas de Bélgica fue pública).

El delantero, que se había ido a Colombia con el argumento de un problema de salud de su madre, pese a que después fue visto en una fiesta, debería empezar a entrenarse el próximo lunes con el equipo que dirige Sebastián Battaglia, DT con el que todavía no trabajó.

El comunicado de Villa

“Estoy en el club que quiero estar, feliz de trabajar día a día. Quiero aclarar porque se han dicho muchas cosas falsas sobre mí y no suelo dar entrevistas, en ningún momento le falte el respeto al club, mi único desencuentro lamentablemente fue con el consejo de fútbol que en ningún momento escucharon las opciones que los clubes europeos tienen para mi, desde hace más de tres años estoy en el club y sistemáticamente cada seis meses varios clubes se interesan por mi juego. Semestre a semestre han llegado ofertas para contar con mi trabajo y he rechazado estas opciones priorizando el proyecto futbolístico de Boca Juniors porque jugar en este club siempre me ha mantenido compitiendo por grandes objetivos”.