Los representantes del Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Defensa, solicitaron al juez Alejandro Rosales, la homologación del procedimiento de juicio abreviado contra Braian Lionel González (26), acusado por los delitos de amenazas agravadas y resistencia a la autoridad.  

Luego de controlar la seriedad y el alcance del acuerdo, el magistrado homologó el acuerdo de juicio abreviado. En consecuencia, dictó sentencia contra el acusado.

González fue declarado autor penalmente responsable del delito de amenazas agravadas y resistencia a la autoridad. Asimismo, el juez penal de la circunscripción judicial de Sarmiento, le impuso la pena de un año de prisión de ejecución condicional y el cumplimiento de reglas de conducta.

El acto judicial fue presidido por el magistrado Alejandro Rosales. Por el Ministerio Público Fiscal asistió la fiscala Laura Castagno. El acusado, en tanto recibió el asesoramiento del abogado del Ministerio de la Defensa Pública, Marcelo Catalano.

En el inicio de la audiencia, Castagno desarrolló el pedido de sobreseimiento parcial de González en esta causa.

En este sentido, la investigadora postulo que luego de haber realizado un análisis de las pruebas reunidas, estaba en condiciones afirmar de manera razonable la imposibilidad de incorporar nuevos medios de prueba, para requerir la apertura a juicio respecto del delito de amenazas simples que hubiera cometido el imputado contra un empleado policial.

En tanto, se mantuvo la imputación por el delito de resistencia a la autoridad. En este marco, la representante de fiscalía relató los hechos que figuran en la pieza de acusación pública.

Por otra parte, desarrolló los fundamentos para solicitar la aplicación del instituto de juicio abreviado. También indicó que la calificación jurídica escogida contra González es la de autor del delito de amenazas agravadas por uso de arma blanca (dos hechos), en concurso real con el delito de resistencia a la autoridad.

Al respecto, las partes y el acusado, acordaron la aplicación de una pena de un año de prisión de ejecución condicional.   

Sobre las reglas de conducta a las que debe someterse el procesado, Castagno refirió que, durante el plazo de la condena, González tiene una orden de prohibición de contacto y acercamiento por cualquier vía con los damnificados.

Asimismo, el condenado deberá abonar el costo de los estudios toxicológicos efectuados en el marco de la investigación penal.

A su turno, Catalano acompaño el pedido de juicio abreviado, la pena solicitada y la medida de prohibición de contacto.

Para que el procedimiento pueda avanzar, González tuvo que reconocer la existencia del hecho ante el juez. También admitió su participación y manifestó su consentimiento respecto de la pena y las medidas propuestas. Asimismo, aceptó fijar residencia y someterse al control de la oficina del cuerpo de delegados de control correspondiente.

Los hechos

La causa penal se registró el 26 de enero de 2020, aproximadamente a las 10:00, en el Barrio “Evita”, casa n° 8 de Río Senguer. 

Esa mañana, Brian González se acercó al lugar. Sostenía en sus manos un cuchillo grande de cabo marrón. Luego, le dijo a una persona que estaba trabajando en la vivienda, que lo iba a matar.

Ante esta situación, el dueño de la casa salió en defensa del trabajador y se produjo un intercambio de golpes de puño con González.

En este contexto, se informó que González amenazó a su contrincante. El imputado, le manifestó que estaba dispuesto a asesinar a la esposa del denunciante y al bebé que ella estaba esperando.

Unos minutos después de este altercado, el acusado fue hasta su vivienda. Allí tomó otro cuchillo y regresó a la casa nº8 del barrio “Evita”.

En ese marco, la pareja de la madre de Braian González, intentó desarmar al agresor. En esa maniobra, el imputado le cortó la mano a su padrastro.

A las 10:35, en la comisaría de Río Senguer, recibieron un llamado telefónico desde la guardia del Hospital. Allí, el médico de guardia, informó que estaba atendiendo a un herido de arma blanca. Asimismo, agregó que Braian González mantenía una postura violenta y estaba armado con un cuchillo.

Al llegar el personal policial, intentó calmar al imputado. Por su parte, González se resistía a las órdenes y vociferaba que estaba dispuesto a hacer justicia por mano propia. Finalmente fue reducido y trasladado a la comisaria.