La ministra de Salud participó del encuentro “Día Mundial y Nacional para la Prevención del Suicidio: desafíos para un abordaje integral”, y destacó la reglamentación de la norma que fue reglamentada este viernes, a seis años de su sanción.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, afirmó que “el suicidio es un problema de salud pública”, dijo que la reglamentación de las políticas sanitarias para prevenirlo era “un compromiso pendiente” y sostuvo que el hecho de que se haya logrado “a pesar de la pandemia” muestra la prioridad que esta problemática tiene para el Estado Nacional.

La titular de la cartera sanitaria participó del acto de presentación de la reglamentación de la Ley Nacional de Prevención del Suicidio 27.130 que profundizará las acciones para el abordaje de esta problemática, destacó el trabajo “articulado de muchas áreas de salud involucradas” para colaborar en la prevención, y que la reglamentación de la Ley “viene a mejorar en todo lo que todavía falta mejorar”, señaló.

Vizzotti manifestó lo importante de “haber podido cumplir este compromiso pendiente de reglamentar esta Ley, en este día, con el trabajo de muchas áreas involucradas, con un consenso muy grande y con el compromiso de trabajar para implementarlas”.

Para la ministra, “combatir el suicidio es una prioridad para la salud pública”, y que “haya sucedido durante la pandemia y a pesar de la misma es un hecho también importante para mencionar, porque muestra que todas las áreas de Salud de la Nación siguieron trabajando”, dijo Vizzotti.

“Ahora, cuando estamos viendo un alivio en la pandemia, y que se está consolidando el proceso de vacunación, es cuando tenemos que fortalecer mucho estas estrategias”, agregó.

Vizzotti advirtió que “la pandemia va a tener un impacto negativo en la salud mental y en el índice del suicidio”, de ahí la importancia de “trabajar muchísimo para prevenirlo y acompañar a la personas que tienen ideas suicidas y para acompañar a sus familias”.

Al respecto, la ministra destacó que “justamente la reglamentación viene a apoyar a esto que todavía falta mejorar como políticas sociales, registros, capacitación profesional, detección precoz, articular con los Medios para una comunicación responsable y que se involucren en la política de prevención”