Se quejó en Twitter por la falta de inclusión en el servicio de transporte. La empresa le pidió disculpas, pero decidió no sancionar al chofer. El episodio se volvió viral, recorrió el mundo y reabrió el debate sobre el uso del lenguaje inclusivo.

“Buenas tardes, damas y caballeros, niñas y niños”, fue la frase que usada por un conductor de trenes que dasató una polémica que inició en la redes sociales, pero que traspasó la virtualidad y llegó a todo el mundo.

Todo comenzó cuando Laurence Coles, una persona no binaria, escuchó la frase que utilizpo el maquinista de la empresa ferroviaria London North Eastern Railway para saludar a los pasajeros.

Como persona no binaria, este anuncio no se aplica en realidad a mí, así que no lo escucharé”, escribió Coles en Twitter.

Laurence trabaja como vigilante en los Ferrocarriles del Suroeste de Londres y es también referente LGBTIQ+ del Sindicato Nacional de Trabajadores Ferroviarios, Marítimos y del Transporte (RMT) y del Partido Laborista, en Tooting, al sur de la capital de Reino Unido.

La queja se volvió viral y llegó a la empresa, que se encargó de responderle: Lamentamos mucho leer esto, Laurence, nuestros conductores de trenes no deberían usar un lenguaje como este, y te agradezco que me lo hayas hecho notar”.

A su vez, le pidieron que les comunique en qué servicio viaja habitualmente para asegurarse de que “sigan siendo tan inclusivos” como se esfuerzan por serlo en la empresa.