Carlos Luis Mansilla (25) fue acusado por el Ministerio Publico Fiscal, como presunto autor de los delitos de resistencia a la autoridad, agresión con toda arma y lesiones leves agravadas por ser cometidas a miembros de la fuerza policial. El caso que se debate en la sala de audiencias de la oficina judicial, ocurrió el 08 de febrero de 2020 en el marco del “Festival Interprovincial de Doma y Folclore”, organizado por el Club Deportivo Sarmiento. 

En la primera jornada de las audiencias de debate, la Procuradora Fiscal Marisol Sandoval, presentó su teoría del caso relatando los hechos que figuran en la pieza de acusación pública. Por su parte, el abogado Gustavo Oyarzun del Ministerio de la Defensa Pública, refirió que la teoría de la defensa se enfocaría en demostrar que la investigación de la fiscalía carece de objetividad.

A ello, agregó que la parte acusadora solo escuchó una versión de los hechos, sin tomar en cuenta el relato del imputado. En consecuencia, consideró que el Ministerio Público Fiscal no cuenta con evidencia concreta para probar la materialidad del hecho y al concluir el debate, el magistrado deberá otorgar la absolución de su defendido.

Carlos Mansilla utilizó su derecho a declarar en esta etapa del proceso judicial. El acusado indico que “esa noche estaba en la cantina del predio y me sacaran a la rastra para afuera”. También manifestó “Cuando me estaba acomodando la ropa, me dispararon. Me asuste y salí corriendo, hasta que me agarraron de atrás. En ningún momento corté a nadie” explicó. Por último, el imputado refirió “me dispararon en la rodilla derecha y el disparo me dejó una lesión”.

Luego prestaron testimonio tres empleados policiales que participaron del procedimiento de detención del acusado. Asimismo, declararon dos integrantes del Gabinete de Criminalísticas de la fiscalía. Finalmente se escucharon las versiones de dos testigos del hecho y una testigo de actuación.

Los hechos

El caso se registró el 08 de febrero de 2020, a las 01:20 horas en el predio del Club Deportivo Sarmiento. Allí se desarrollaba el “Festival Interprovincial de Doma y Folclore” organizado por esa institución.

En este marco, dos efectivos policiales observaron que en el sector de la cantina más próxima a la calle 13 de diciembre, Carlos Mansilla trataba de agredir a una persona que se alejaba del lugar. En tanto, el grupo de amigos del acusado intentaba-sin éxito- que Mansilla desistiera de su actitud.

Así las cosas, los encargados del operativo de seguridad decidieron retirarlo del lugar. Para ello, lo tomaron de los brazos y lo trasladaron hasta el acceso principal del predio.

Al llegar a la puerta principal de ingreso- ubicada en la intersección de calle 13 de diciembre y Angulo- los efectivos policiales dejaron al joven junto al grupo de personas que lo acompañaban y se retiraron.

En este contexto, Carlos Mansilla agredió verbalmente al subcomisario y a un cabo de policía, quienes lo habían retirado del lugar. Luego, el acusado se zafó del grupo de personas que intentaba contenerlo y extrajo de su cintura un cuchillo.

Con el arma en la mano se dirigió hacia el lugar en el que se encontraban los dos efectivos policiales que habían participado de la maniobra. Al advertir la situación, los uniformados le dieron la voz de alto. También le exigieron que tirara el cuchillo y que deponga su actitud.

No obstante,  Mansilla continúo acercándose. En tanto, el cabo de policía, cubrió a su superior y recargó la escopeta anti tumulto que portaba. Mansilla continuó acercándose a ellos. Por esta razón, el Subcomisario ordenó al cabo que dispare el arma.

El primer disparo fue efectuado al aire. El segundo en dirección al piso. Las postas de goma impactaron en la pierna de Mansilla, debido a la corta distancia en la que se encontraba.

En este marco, el imputado escapó corriendo en dirección al estacionamiento de vehículos ubicado sobre la calle 13 de diciembre. Fue perseguido por dos policías.  

Cuando Mansilla quiso saltar el alambre perimetral del lugar, uno de sus perseguidores  lo tomó de las prendas de vestir. Allí, el acusado giró y con un elemento de filo cortó el brazo izquierdo del cabo de policía. Finalmente, un agente logró darle alcance y tomarlo por la espalada. Mansilla, continuó resistiéndose al arresto y también agredió al empleado policial provocándole heridas en su mano derecha. Finalmente fue reducido y trasladado a la comisaría local.