El ex árbitro argentino llega al país vecino para reemplazar Jorge Osorio, quien fue desplazado de su cargo por su controversial administración.

Carácter fuerte y decisiones tan tajantes, como polémicas. Así era dentro del rectángulo de juego, el ex árbitro Javier Castrilli, quien fue asignado como el nuevo presidente de la Comisión de Árbitros de la Asociación Nacional del Fútbol Profesional de Chile (ANFP).

“Mi función es transformarme en un gerente, por lo que seré yo la cara visible. Las autoridades de la ANFP y de la Federación no me dieron una responsabilidad simbólica. No vendré a calentar una silla”, sentenció Castrilli en una conferencia de prensa virtual, cuando era anunciado en su flamante rol.

Cabe remarcar, que el argentino arriba al país vecino para reemplazar Jorge Osorio, quien ejercía el puesto desde agosto de 2020 y fue desplazado por su controversial gestión. Asimismo, vale destacar que el ex juez internacional supo ocupar una lugar en la Comisión de Investigaciones de Seguridad en el Deporte de Argentina durante el 2001 y Director Provincial de Deportes Federados de la Provincia en 2016.

El Sheriff, como se lo apodaba en sus tiempos de colegiado, contó con 20 años impartiendo justicia dentro del terreno de juego, y se destacó en su función por la manera de conducir los partidos, y sus modos rígidos de hacer respetar las reglas del deporte rey. También, Castrilli agigantó su figura por las tajantes y polémicas decisiones que tomaba, y que conllevaron a entrelazarse en más de un entre dicho con futbolistas y entrenadores.

Una de sus más famosas actuaciones dio lugar en 1992, cuando le mostró la tarjeta roja a tres profesionales de River y posteriormente al estratega de La Banda, Daniel Pasarella, en un duelo que enfrentaba a los de Núñez con Newell´s. Además, Castrilli contó con un recordado cruce con Diego Armando Maradona, cuando en 1996 le sacó el cartón rojo en un encuentro entre Boca y Vélez. 

En sus primeras horas como presidente de la ANFP, su par del Audax Italiano, Lorenzo Antillo, salió con los tapones de punta a ponerle los puntos al argentino, y le marcó la cancha: “Todo depende de cómo las personas se vayan acomodando a los cargos y sus deberes. Ahora está al servicio del fútbol chileno y tiene que comandar un sector importante. Tiene que dejar de lado el personaje y situarse como el presidente de la Comisión Arbitral. Su trayectoria habla de una persona llana a conversar, que es transparente, que dice las cosas y que ha abogado por la transparencia. Eso es clave. Que lo que ha dicho a título personal lo aplique”, soltó el mandamás de la entidad chilena. 

castrilli y diego

Diego Maradona, Navarro Montoya y la historia del “no te va a contestar, Armando”

castrilli y diego

El Vélez – Boca del 16 de junio de 1996, del que se cumplen 25 años, entró en la historia del fútbol argentino por varias razones. Los motivos son varios. Expulsiones, dos goles de José Luis Chilavert, disturbios. Además, por una frase de Navarro Montoya a Diego Maradona que quedó marcada a fuego : “¡No te va a contestar, Armando!”.

Aquella jornada histórica enfrentó al Fortín de Carlos Bianchi con el Xeneize de Carlos Salvador Bilardo. Fue 5-1 para el local, que luego se terminaría consagrando campeón. Fue la visita la que empezó ganando con un gol de Claudio Paul Caniggia a los 15 minutos. Patricio Camps igualó instantes después y sobre el final del primer tiempo, Boca se desmoronó.

A los 40, Chilavert marcó el 2-1 de tiro libre, con un zurdazo magistral. Lo que aconteció después, fue lapidario para el Xeneize. El árbitro Javier Castrilli sancionó un penal, Néstor Fabbri se fue expulsado, Chilavert convirtió el tercero del local, la hinchada de Boca derribó una parte del alambrado y se desató la hecatombe: hubo corridas, la policía irrumpió entre la gente para hacer un cordón e intentaron calmar lanzando agua. Solo la intervención de los jugadores del equipo de La Ribera, quienes también se enfrentaron con los agentes, evitó que los desmanes pasaran a mayores.

Pero las consecuencias condenaron al elenco de Bilardo. Diego Maradona también se fue expulsado tras acusar a Castrilli de generar el caos con su actitud y dejó a su equipo con nueve. Y mientras el Diez le pedía explicaciones al juez, se produjo la frase que quedó en el recuerdo. Navarro Montoya intentó calmar a Pelusa llamándolo Armando, algo totalmente inusual.