Tras el escandaloso video donde agreden verbal y físicamente al pescador que fue entrevistado durante el programa “cocineros Argentinos” que se transmitió desde Caleta Cordova, César Viegas, integrante de pescadores artesanales de Caleta Córdova habló sobre su reacción, sobre el video y la denuncia que presentaron contra la producción del programa televisivo por utilizar pulpos en época de veda. Además pidió disculpas por agredir a una de las personas que extraía de manera ilegal a dicha especie marítima.

“Fui preso de algún impulso y me fui al carajo por lo que dije e hice, pido disculpas por esto”, expresó Viegas sobre el video que circuló en las redes,  “pero violencia es mentir y decir que sos pulpero y sacar pulpos de una línea que tenemos acá esperando con objetivos”, indicó a los medios comodorenses.

“Voy a demostrar que estaban sacando pulpos, “lo saqué de ahí recién, está vivo”, dijo uno del programa. “Vino, sacó todo, y yo fui a prefectura, avisé que no estuviera ahí y desde prefectura me dijeron que esa gente no estaba pulpeando, que estaban marcando zona para un torneo de caza submarina. Les respondí que estaban nuestras huellas y que estaban sacando pulpos. Ellos estaban mirando el programa y estaba todo bien”, continuó relatando sobre la secuencia.

Viegas junto a otros pescadores se presentó en el momento exacto que tres hombres se llevaban especímenes de los pulpos que se encuentran en veda,.

“cuando vi que el muchacho sale de ahí, levanta los pulpos, va, los lleva y muestra que estaban vivos y señala de dónde los sacó, me molestó. 

Nosotros sabemos quiénes son los pulperos que están hace años y sufren las consecuencias de un derrame de petróleo sin respuestas ni de las empresas, del gobierno municipal, de provincia y la Nación, esto es un recurso nacional y nosotros somos los pescadores”.

“me sentí preso de un impulso y estallé. Fui, lo enfrenté y le pregunté qué estaba haciendo. Me dijo que no estaba sacando nada y le contesté que yo sabía que estaba sacando los pulpos. Me respondió que jamás había sacado pulpos y, cuando le abrí la bodega del gomón tenía un montón de estos y me puse mal, reaccioné feo”.

“Esta zona no está apta para recolectar, nadie cerró la playa y están promocionando que vengan a comer. Engañaron a todo el país para que coman pulpo y decir que acá está todo bien”, concluyó.

via: El Comodorense