Ocurrió en un Establecimiento ganadero de Lago Blanco. Donde perros atacaron rebaño de ovejas causando pérdidas millonarias.Un total de 57 animales, entre borregos, capones y ovejas, fueron descuartizados .

Inmediatamente el personal de la Policía Montada de Lago Blanco, se dirigió al establecimiento ganadero “Los Ñires”, donde constató el desastre.Según indicaron fuentes policiales, el propietario del rebaño realizó una denuncia penal por matanza masiva de animales, en tanto que los perros pudieron ser capturados por la Policía.

Los vecinos de la localidad ya saben quién es el dueño de los perros, quienes descuartizaron a 32 ovejas en un día y volvieron a realizar un nuevo ataque.

El hecho se descubrió este jueves por la tarde, cuando los arreadores se disponían a tropear la ascienda de un campo a otro.

De acuerdo a las descripciones, los canes mataron un total de 57 animales, entre borregos, capones y ovejas, dejando a cuatro ejemplares agonizando en el campo. Por sus heridas tuvieron que ser sacrificados por la Policía.

Resta saber la disposición de la fiscalía con respecto a los canes. Desde la Comisaría de Lago Blanco estiman una pérdida superior al medio millón.