Hay personas que consumen nuestra energía y otras que la recargan y lo mismo ocurre con ciertas tareas y lugares. Cómo detectarlo y cómo reaccionar

Hay personas que te consumen la energía y otras que te la recargan. Hay tareas que te consumen la energía y otras que te la recargan. Hay lugares que te consumen la energía y otros que te la recargan.

Y es notable cuando sucede, a todos nos pasó volver de un lugar y decir: “Me siento agotado/a”. “Tengo un dolor de cabeza que se me parte en mil pedazos”. Esa es una forma clara de identificar lo que te quita la energía, sentirte completamente agotado/a luego de hacer algo o estar con alguien en especial.La energía se consume cuando la ponemos en lugares que no regresa (Getty)La energía se consume cuando la ponemos en lugares que no regresa

Empecemos por explicar que es la energía. La energía es nuestra nafta, el poder, las ganas. Es eso que nos hace levantar de la cama lleno de ilusiones o que nos hace sentir que nada tiene sentido. La energía es lo que nos hace sentir empoderados, nos hace sentir que somos capaces de ir tras nuestros sueños, que somos capaces de insistir hasta lograrlo. Cuando en cambio no tenemos energía, sentimos que no podemos, que no somos capaces.

Ahora bien, vamos a lo importante. ¿Cómo la energía se genera y cómo se consume?

La energía se consume cuando la ponemos en lugares que no regresa, que no retorna, cuando la ponemos en lugares que no debemos. Por ejemplo cuando se la damos a una persona que no nos quiere y nos hace sentir mal, cuando la damos en lugares que son más grandes que nosotros (ejemplo: en una tarea que nos resulta muy compleja).Por eso si algo de todo eso te falta, ya sabrás ahora, que la habrás invertido en un lugar que no te la devolvió y entonces tu tarea será regenerarla (Getty)Por eso si algo de todo eso te falta, ya sabrás ahora, que la habrás invertido en un lugar que no te la devolvió y entonces tu tarea será regenerarla (Getty)

¿Y cómo se genera? Las formas son infinitas. Se genera para algunos cantando, para otros haciendo ejercicio, trabajando, durmiendo, socializando, a solas, cocinando. Cada uno sabe o debe saber de que forma se energiza. Y darse cuenta es muy simple. La medición es obvia. Cuando terminas de hacer eso o estar con esa persona: ¿te sentís mas liviano o más pesado?.

La energía le necesitamos para vivir, para levantarnos todos los días y para algo tan simple como tentarse de risa.

Por eso quise hacer este video, para explicar la razón por la cual pasa esto, para enseñarte cómo funciona tu energía para que entonces aprendas a cuidarla y a saber dónde invertirla.

Porque tener la energía llena es lo que nos hace estar lleno de ganas, amor y alegría de vivir nuestra vida.

Por eso si algo de todo eso te falta, ya sabrás ahora, que la habrás invertido en un lugar que no te la devolvió y entonces tu tarea será regenerarla.Cuida tu energía, porque es lo que te permite conectar con el mundo de afuera, y con el de adentro también (Getty)Cuida tu energía, porque es lo que te permite conectar con el mundo de afuera, y con el de adentro también (Getty)

¡La buena noticia es que la energía tiene reproducción infinita! Y entonces el mayor problema es no haber dedicado tiempo a aprender a generarla.

Cuida tu energía, porque es lo que te permite conectar con el mundo de afuera, y con el de adentro también.

Gisela Gilges es Life Coach y autora del libro Una cita en el piso 32

Realización: Alejandro Beltrame/ Edición: Rocio Klipphan / Produccion: Macarena Sanchez