Todo el arco político cuestionó el informe en el que la compañía reconoce los daños psíquicos que genera la red social.

El Comité Senatorial de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado de los Estados Unidos interrogó a la jefa global de seguridad de Facebook, Antigone Davis, durante dos horas y media este jueves. Fue para pedir explicaciones por el informe que publicó el Wall Street Journal hace dos semanas, donde se deja ver que la propia compañía reconoce que Instagram es “tóxico para las adolescentes mujeres”.

“Hemos implementado múltiples protecciones para crear experiencias seguras y apropiadas para la edad de las personas entre las edades de 13 y 17”, dijo Davis en un testimonio escrito.

Facebook eliminó más de 600.000 cuentas en Instagram de junio a agosto de este año que no cumplían con el requisito de edad mínima de 13 años, agregó la ejecutiva.

Davis agregó que, durante toda su historia, Facebook ha empleado sus investigaciones internas junto con las de expertos y grupos independientes para ver cómo modifica sus apps para garantizar la seguridad de los jóvenes al usar sus plataformas y asegurar que los que son demasiado jóvenes para usarlas no lo hagan.

El senador Richard Blumenthal en el interrogatorio en el Senado a Antigone Davis, de Facebook. Foto EFE

El senador Richard Blumenthal en el interrogatorio en el Senado a Antigone Davis, de Facebook. Foto EFE

“Esta audiencia estudiará los efectos tóxicos de Facebook e Instagram sobre los jóvenes y otros, y se formularán preguntas agresivas sobre si las grandes empresas tecnológicas están haciendo daño conscientemente a la gente y ocultan ese conocimiento”, dijo en un comunicado el presidente de la subcomisión de protección al consumidor, el senador demócrata Richard Blumenthal. “Las revelaciones sobre Facebook y otros han suscitado profundos interrogantes acerca de lo que se puede y debe hacer para proteger a la gente”.

Blumenthal y Marsha Blackburn, la republicana de mayor jerarquía en el panel, ocupan extremos opuestos del espectro político. Blumenthal es un exfiscal que ha perseguido a industrias poderosas para asegurar la protección del consumidor y los derechos civiles. Blackburn, aliada del expresidente Donald Trump, conservadora y contraria al aborto, ha acusado reiteradamente a Facebook, Google y Twitter de censurar esas posiciones.

Las revelaciones sobre Instagram los han reunido para exigir la rendición de cuentas de Facebook.

Blumenthal y Blackburn también planean interrogar la semana próxima a un denunciante anónimo de Facebook, posiblemente la persona que entregó los documentos de investigación sobre Instagram al Wall Street Journal.

La semana pasada, Davis tuvo un anticipo de lo que le preguntarán cuando en otra audiencia en el Senado Blumenthal dijo a otro directivo de Facebook acerca de la investigación sobre Instagram: “A usted lo han enviado a defender lo indefendible”.

“Se acerca el momento de rendir cuentas”, dijo Blumenthal. “Y será bipartidista”.

Facebook ha criticado la historia en The Wall Street Journal por informar sobre sus investigaciones fuera de contexto, pero no ha negado la autenticidad de los documentos.

Audiencia de Facebook en el Congreso. Foto EFE

Audiencia de Facebook en el Congreso. Foto EFE

La polémica por los Facebook Files

Ante las presiones públicas provocadas por estas revelaciones, Facebook ha suspendido la creación de una versión de Instagram dirigida, según la empresa, a chicos de 10 a 12 años. Pero es solo una pausa.

En algunos adolescentes fanáticos de Instagram, la presión de sus pares generada por la aplicación centrada en lo visual causó problemas de salud mental e imagen corporal, y en algunos casos trastornos en la alimentación y pensamientos suicidas. Fueron los investigadores de Facebook quienes advirtieron a los ejecutivos de la gigantesca red social sobre el potencial destructivo de Instagram.

Estas revelaciones en un informe del diario The Wall Street Journal, basado en investigaciones de un denunciante anónimo de Facebook, despertaron la ira de los legisladores, de los críticos de las grandes empresas tecnológicas, los expertos en desarrollo infantil y los padres de familia.

La prueba: "Sí, se estaba al tanto" [Facebook]. Foto WSJ

La prueba: “Sí, se estaba al tanto” [Facebook]. Foto WSJ