Vélez, con un invicto de siete fechas y como líder de la tabla anual, e Independiente, que viene de sufrir una dura goleada de local ante Godoy Cruz, regalaron seis goles en el partido más atractivo de la agenda del sábado por la fecha 14 de la Liga Profesional de Fútbol.

La vuelta del público al estadio José Amalfitani se cerró con un espectacular 3-3 que entregó emociones de todos los colores, aunque los de Avellaneda, que vencían por dos goles de ventaja hasta los 88 minutos, fueron quienes se quedaron con el sabor amargo.

Juan Martín Lucero marcó el 1-0 a los 12 minutos pero fue Silvio Romero quien, en dos oportunidades, puso al equipo de Julio César Falcioni por delante en el marcador, en medio de un entretenido primer tiempo en Liniers. En la segunda parte, Ayrton Costa amplió la ventaja a los 71 minutos, pero Thiago Almada a los 88 y Matías de los Santos a los 92 sellaron la épica remontada, celebrada por el público en Liniers.

El equipo local, con Mauricio Pellegrino como DT, atraviesa un serie positiva con cinco triunfos y dos empates que lo colocó a nueve puntos del puntero Talleres y con el primer puesto en la tabla general. Con 51 unidades en la tabla anual, además, está clasificando para la Copa Libertadores del año próximo y,  si no está plenamente en la lucha por el título junto a Talleres y River, se lo debe a su mal inicio del torneo, cuando apenas logró tres de 18 unidades en las seis fechas iniciales.

La hora del Amalfitani de reencontrarse con su gente (Imagen: Fotobaires).

Independiente, por su parte, se había probado la ropa de candidato pero dos derrotas, como local, ante Lanús y Godoy Cruz, lo dejaron con menos chances y hoy tiene como objetivo ingresar a la Libertadores, aunque quedó a seis puntos de la zona de clasificación y debería conformarse con avanzar a la Sudamericana. El objetivo inicial del conjunto conducido por Julio César Falcioni, ante el Fortín, pasa por dejar atrás el duro golpe del 1-4 sufrido ante el equipo mendocino en el Libertadores de América.