Se trata de Lucas Pierazzoli, de 28 años, que juega para Hurling, en la categoría Superior de Primera B. Tiene varias vértebras fracturadas y su estado es crítico.

Son horas de profunda tristeza para el rugby argentino. El jugador Lucas Pierazzoli, de Hurling Club, se encuentra internado en grave estado en el Hospital Posadas tras sufrir un golpe en pleno partido durante la jornada del sábado.

De 28 años, Pierazzoli quedó tendido en el piso tras participar de un ruck en los últimos minutos del choque entre Sitas y Hurling, que se jugó por la novena fecha de la categoría Superior de Primera B.

Los médicos de ambos clubes lo auxiliaron de inmediato: el rugbier estaba consciente, pero le falta el aire.

También acudieron a su atención otros tres médicos -padres de otros rugbiers- que se encontraban en la tribuna.

El jugador se desempeña como segunda o tercera línea y es uno de los estandartes del plantel de Hurling.

Según el último informe médico Pierazzoli tiene muerte cerebral, con varias vértebras fracturadas y está conectado a un respirador artificial.