El DT aseguró que la expulsión de Marcos Rojo cambió el curso del partido. “A los 3 minutos nos hicieron un gol y se hace todo muy difícil”.

Sebastián Battaglia jugó su primer Superclásico como entrenador de Boca y se llevó una derrota del Monumental. Además de haber perdido el partido más importante para Boca frente a su clásico rival, el Millonario cortó una racha de ocho partidos sin perder que traía el flamante DT. Después del partido, quien fuera el jugador más ganador de la historia del Xeneize se refirió al partido y fundamentalmente a la jugada que cambió la dirección del encuentro: la expulsión de Marcos Rojo.

“Nos condicionó el partido tener un jugador expulsado a los 17 minutos. Fue dudoso. A los 3 minutos nos hicieron un gol y se hace todo muy difícil. El árbitro nos condicionó”, aseguró Battaglia después del partido.

“Planifiqué lo que veníamos haciendo. Es un rival que mete mucha intensidad, nosotros estamos tratando de inculcar una idea. Esto se hace muy difícil cuando te quedás con un hombre menos tan rápido”.

“La expulsión nos terminó perjudicando. Si hubiésemos estado un par de minutos más sin perder el partido quizá hubiese sido de otra manera, pero ese gol nos terminó golpeando y uno tiene que tratar de salir a buscar con las armas que tiene a un rival que se hace complicado”, siguió Battaglia que además entendió el enojo de Cardona al retirarse del campo: “Necesitábamos tener más control de la cancha y terminó él pagando. A ningún jugador le gusta salir de esa manera”, explicó el DT que eligió al colombiano para que, con el ingreso de Zambrano, poder ocupar el lugar que había dejado el jugador de la Selección. 

“Hay que ir partido a partido, queda mucho por recorrer”, dijo Battaglia sin dramatizar la derrota. Además, explicó por qué se la jugó por Cristian Pabón y el Pulpo González en el once inicial: “Pensamos en Pavón porque habían sido buenos sus últimos partidos, por lo que significa Cristian. Y al Pulpo lo elegimos para que nos diera más en la mitad de la cancha. Uno planifica, pero cuando terminás condicionado de esta manera todo cambia”, cerró el director técnico.

Con esta derrota, Boca quedó a nueve puntos de River y a ocho de Talleres que jugará mañana frente a Defensa y Justicia en Varela. Por ahora, Boca se encuentra en puestos de clasificación directa a la Copa Sudamericana, a seis de Talleres, por el momento, el último clasificado a la Libertadores, su gran objetivo. Pero el equipo de Battaglia ya está en semifinales de la Copa Argentina (igual que los cordobeses) que da un pasaje directo al certamen más importante del Continente.