El equipo comandado por Lionel Messi recibirá a la Celeste en el Estadio Monumental desde las 20.30 en un duelo adeudado de la 5ª fecha de las Eliminatorias

La nueva edición del clásico del Río de La Plata tendrá un condimento extra en esta ocasión más allá de enfrentar a dos amigos como Lionel Messi y Luis Suárez una vez más. Argentina buscará dar un paso más rumbo a Qatar 2022, pero como contrapartida podría dejar a Uruguay en la cornisa de los puestos clasificatorios cuando restan siete fechas para el cierre de las Eliminatorias Sudamericanas. Cabe destacar que este duelo corresponde a la 5ª jornada del clasificatorio para el Mundial y debió suspenderse en el pasado por la pandemia.

A partir de las 20.30, con un aforo del 50% y las entradas disponibles agotadas, el Estadio Monumental abrirá sus puertas para albergar el interesante derby que viene de disputarse en junio de este año durante la Copa América 2021 y terminó con un triunfo de la Albiceleste por 1-0 con el tanto del Papu Gómez.

Los comandados por Lionel Scaloni aguardan todavía la resolución del encuentro ante Brasil de la sexta fecha que fue suspendido, pero de todos modos se ubican en la segunda posición de la tabla con 19 unidades, ocho menos que la Verdeamarela que lidera el torneo, pero seis más del puesto de repechaje.

La Celeste arribará a Argentina con un desafío extra: lleva 13 años sin poder ganarle a la Albiceleste con Messi en cancha. Sin embargo, hay un detalle escondido en esas estadísticas: en los seis triunfos argentinos y tres empates se contabiliza la igualdad de la Copa América 2011 que terminó con una resonante victoria uruguaya en los penales por aquellos cuartos de final. Actualmente, los de Tabárez marchan en la cuarta colocación con 16 puntos, apenas dos más que un Colombia que está en repechaje. Para colmo, el próximo jueves tendrá otra visita de riesgo en Brasil contra el líder implacable de las Eliminatorias.

Más allá de una tenue preocupación que hubo en la previa por el estado físico de Lionel Messi ante una agenda tan cargada, las miradas del DT argentino estarán puestas en lo que suceda con Lautaro Martínez y Marcos Acuña, los dos tocados que tiene en la previa del juego.

“No pudimos contar con él, todavía no podemos asegurarlo al 100%. Juegue quien juegue estamos tranquilos porque el rendimiento del equipo fue satisfactorio”, dijo sobre el Toro en la conferencia de prensa que ofreció en la previa del compromiso, recordando que Martínez –nominado para el Balón de Oro– quedó afuera del empate contra Paraguay. “El Huevo salió por una molestia. No soy de la idea de sacar jugadores a la cancha que no nos pueden brindar una seguridad”, agregó sobre el hombre del Sevilla. También existe un interrogante en el lateral derecho con la batalla entre Nahuel Molina y Gonzalo Montiel por el puesto.

Por el lado celeste, el Maestro Tabárez no podrá contar con Rodrigo Bentancur (recibió la segunda amarilla y deberá purgar una suspensión), ni con José María Giménez y Giorgian de Arrascaeta, quienes sufrieron una lesión en el aductor derecho y en el recto anterior derecho respectivamente. Todo hace indicar que Ronald Araújo estará desde el inicio en el fondo, aunque todavía no hay certezas sobre los reemplazantes de los dos mediocampistas.

“Hay que controlar y ofender de una manera diferente. También hay que tomar decisiones rápidas e ir con todo, convencidos de que todos los partidos en las Eliminatorias son difíciles y este, es uno de los más difíciles, pero es posible”, analizó Tabárez en conferencia sobre esta presentación.

Después de esta presentación, Argentina cerrará la triple fecha de Eliminatorias ante Perú el próximo jueves en el Monumental desde las 20.30. Hasta acá, Scaloni ostenta un invicto de 23 partidos –perdió por última vez en semifinales de la Copa América 2019 ante Brasil– pero todavía está lejos de la mejor racha (33) que tuvo el Coco Basile entre 1991 y1993.