La consulta del servicio informativo vino a cuenta del anuncio realizado hace un par de días en los que adelantó que muy probablemente se tomaría una licencia esta semana para asumir de lleno la campaña electoral.

Sin embargo tuvo una conversación con el propio gobernador y muy probablemente su licencia se demore hasta fines de este mes, es decir un par de semanas antes del acto electoral.

Definió que lo más importante para él es la función pública y no las elecciones.

De paso, y ya en modo campaña, Massoni atendió por igual a Ignacio Torres y a Carlos Linares, sus principales rivales para competir por bancas en el senado.

Del primero dijo que Ignacio Torres es un político joven con las mañas de la vieja política.

Y lo comparó con la marca de un histórico fijador de cabellos que cambió el frasco pero sigue siendo la misma gomina de siempre.

En el caso de Linares, reiteró que le parece de muy poco peronista el tener 4.000 millones en un plazo fijo cuando la comunidad estaba inundada, en tiempos de que el aludido era intendente de Comodoro Rivadavia.

«Los comodorenses ven una lluvia y les tiembla hasta el caracú» dijo gauchesco Massoni al atribuirle poca empatía al ex intendente que ahora pretende llegar al senado.