El hecho ocurrió este miércoles en la zona de Onelli y Sobral de San Carlos de Bariloche. Las puertas de una ambulancia se abrieron despidiendo a la camilla con el paciente en plena calle.

En un principio, la ambulancia siguió transitando y media cuadra después, los enfermeros se dieron cuenta de lo que estaba pasando por lo que retrocedieron y actuaron rápido para volver a ubicar al hombre en el interior del vehículo.

Un testigo comentó que “más o menos 3 cuadras más arriba de Onelli y Sobral se le abrieron las puertas a la ambulancia. En la parte de atrás solamente iba el paciente en la camilla y la señora. Exactamente en Sobral y Onelli, al doblar en dirección a Elordi fue donde perdieron al paciente. Se les cayó con camilla y todo a la calle”.

Agregó que “la situación terminó ahí. Actuaron rápido. Los enfermeros lo cargaron enseguida y se fueron. Había mucha gente alrededor”.

Indicó que “cuando cayó el paciente, ellos no se dieron cuenta de lo ocurrido. Hicieron más de media cuadra y ahí se dieron cuenta debido a la gran cantidad de gente que se reunió.

Además un hombre frenó en la mitad de la calle. Frenó el auto y salió corriendo. La camilla literalmente se iba a estampar contra otro auto”.

Fuente: Bariloche 2000.