Conmoción en el Reino Unido: el diputado conservador británico David Amess fue asesinado a puñaladas durante un acto en una iglesia

180

El político de 69 años, miembro del partido del primer ministro Boris Johnson, falleció tras ser atacado

El diputado conservador británico David Amess murió este viernes tras ser apuñalado múltiples veces durante un evento en una iglesia de su circunscripción en el sureste de Inglaterra, conmocionando a un país aún marcado por el asesinato en 2016 de la diputada laborista Jo Cox.

La policía local no mencionó el nombre de Amess, pero confirmó que los agentes “fueron llamados debido a un apuñalamiento” poco después de las 12:05 (11:05 GMT). “Un hombre fue detenido y no buscamos a nadie más”, informó en Twitter.

Los canales Sky News y BBC identificaron a la víctima, apuñalada “múltiples veces”, como el político de 69 años, miembro del partido del primer ministro Boris Johnson, que recibía a sus electores en la iglesia Belfairs Methodist de su circunscripción en Leigh-on-Sea.

Se desconoce de momento el móvil del atacante.

Timeout 10 seconds.Imágenes aéreas muestran la escena donde David Amess fue asesinado

Paul Gardiner, barbero de 41 años, cuyo establecimiento se encuentra a unos 250 metros del lugar del ataque, explicó a la agencia AFP el despliegue policial.

“Hay un par de helicópteros volando sobre el lugar y había una ambulancia”, relató. “Estaba conduciendo hacia el trabajo y aparqué sobre las 12:30, había muchos coches de policía conduciendo hacia allí”, agregó, asegurando que dos horas y media después la situación se había normalizado.

Otro testigo, identificado solo como Anthony, declaró a la radio LBC: “Vi cómo sacaban a alguien del edificio y lo metían en la parte trasera de un coche de policía”.

Aparentemente (el diputado) fue apuñalado varias veces”, agregó.El político de 69 años era miembro del partido del primer ministro Boris Johnson (Reuters)El político de 69 años era miembro del partido del primer ministro Boris Johnson (Reuters)

“Noticias alarmantes”

Las reacciones políticas no se hicieron esperar, en un país marcado por el asesinato en plena calle en 2016 de la diputada eurófila Jo Cox, una semana antes del referéndum del Brexit, a manos de un simpatizante neonazi.

Noticias horribles y profundamente impactantes”, tuiteó el líder de la oposición laborista, Keir Starmer.

Por su parte, el ex primer ministro conservador británico David Cameron lamentó estas “noticias alarmantes y preocupantes”.El frente de la iglesia donde se encontraba Amess (Reuters)El frente de la iglesia donde se encontraba Amess (Reuters)

La Fundación Jo Cox está horrorizada de conocer la noticia del ataque a Sir David Amess. Pensamos en él, en su familia y en sus seres queridos en este momento tan angustioso”, tuiteó la institución creada en recuerdo de la diputada laborista asesinada a los 41 años.

El ataque a Cox, firme defensora de la pertenencia británica a la Unión Europea y de la causa de los refugiados, conmocionó al Reino Unido, en un contexto de fuerte tensión por la campaña para aquella consulta que dividió al país.

Fue la primera mujer parlamentaria asesinada en el país y el primer diputado asesinado desde Ian Gow, víctima del IRA en 1990.

En 2010, el diputado laborista Stephen Timms fue apuñalado por una mujer tras haber votado a favor de la intervención británica en la guerra de Irak.

Y diez años antes, el asistente del diputado liberaldemócrata Nigel Jones murió durante un ataque con sable en un encuentro con electores locales cuyo objetivo era el legislador.