CHARLA ABIERTA A 38 AÑOS DE DEMOCRACIA EN ARGENTINA

128

La fiscal Andrea Vázquez y el director de la Oficina Judicial Leandro Russomando, participaron de una charla abierta en el Instituto Secundario “Gobernador Fontana” 

En el marco de una actividad programada desde el espacio “Construcción de la Ciudadanía”, la jefa de fiscales Andrea Vázquez y el director de la Oficina Judicial Leandro Russomando, fueron convocados por la institución educativa, a los fines de participar de una charla expositiva respecto del aniversario del retorno de la democracia al sistema político argentino.

En este contexto, Russomando (ex estudiante y profesor del colegio) inició su presentación con el relato de un recuerdo emotivo vinculado a ese domingo 30 de octubre de 1983, cuando acompañó a su padre (Pascual Russomando ex intendente de Sarmiento) a votar y las autoridades de mesa le permitieron ingresar al cuarto oscuro.

El profesional describió el momento de esperanza que se vivía en la sociedad, ante la posibilidad de volver a las urnas para elegir sus representantes. También mencionó el impulso de la participación ciudadana en partidos políticos o la creación de centros de estudiantes en las escuelas de nivel secundario.

Luego, Vázquez (profesora de Derecho en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco) proyectó un power point a los fines de repasar la etapa histórica previa a 1983. En este contexto, sostuvo que, desde el 24 de marzo de 1976, el país estuvo gobernado por una dictadura cívico-militar que no permitió el ejercicio pleno de libertades y derechos contemplados en la Constitución Nacional.  

    En este sentido, sostuvo que el retorno de la vida democrática significó recobrar el estado de derecho, las libertades públicas, la tolerancia política, entre otros beneficios para la sociedad en su conjunto.A ello, agregó la explicación sobre la etimología de la palabra “Democracia” y las reformas constitucionales de 1994.“Los problemas de la democracia se los corrige con más democracia”   Ambos participantes plantearon a los estudiantes la necesidad de asumir la democracia como una forma de vida.

En este orden de ideas, refirieron que desde la participación en diversos ámbitos de la vida cotidiana -escuelas, clubes, centro de estudiantes, partidos políticos, entre otros- se fortalece y mejora la democracia.

También hicieron referencia a que las nuevas generaciones, impusieron temas de agenda como las luchas socio ambientales o las reivindicaciones del movimiento feminista, que finalmente se concretaron en leyes y derechos, por los cuáles el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y el Poder Legislativo, deben velar por su cumplimiento.

Asimismo, propusieron a los adolescentes que reflexionen sobre los discursos mediáticos que se expresan en contra de los pueblos inmigrantes y de diferentes tipos de diversidades e identidades.

En tal sentido, recordaron que la historia argentina en general y de la comunidad sarmientina en particular, es un claro reflejo de construcción de sociedades, mediante procesos de inmigración permanentes.