BOLSON: CAOS TRAS LA MUERTE DE UN JOVEN MAPUCHE

425

El Bolsón vivió horas de extrema tensión y caos tras recibir la noticia de que un integrante de la comunidad mapuche Lof Quemquemtreu murió y otro está herido de gravedad en el hospital de El Bolsón, Río Negro, luego de recibir disparos de armas de fuego presuntamente por parte de las fuerzas de seguridad locales, según denunció el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

También desde la Lof Quemquemtreu denunciaron que eln domingo al mediodía comenzó un ataque en la zona de Cuesta del Ternero, paraje ubicado entre Bariloche y El Bolsón, y que las fuerzas de seguridad utilizaron balas de plomo. 

Hasta últimas horas se aguardaba por la información oficial por parte del Ministerio de Seguridad de Río Negro, que todavía no había confirmado la noticia.

La cartera nacional aclaró que “Gendarmería Nacional no tiene presencia en el lugar”.El ataque de las fuerzas de seguridad ocurrió a sólo 48 horas de que los integrantes de la comunidad levantaran el campamento que mantenían en el ingreso al terreno, el que reclaman por tenencia ancestral.

“Fuentes muy confiables nos informan que hoy por la tarde efectivos del COER, grupo especial de la policía de Chubut, dispararon con balas de plomo contra la comunidad de la Lof Quemquemtreu en Cuesta del Ternero. Hay una persona muerta y otra gravemente herida”, denunció la activista y miembro del CORREPI, María del Carmen Verdú.

La noticia desató el caos y se produjeron daños y desmanes.

Posteriormente varios vecinos de El Bolsón, algunos de ellos de a caballo, corrieron a los manifestantes que estaban generando desorden el centro de la ciudad.

Fue minutos después de que los manifestantes que reclamaban por la muerte de un joven mapuche en cuesta del ternero destruyeran la Quiniela ubicada en pleno centro de El Bolsón un grupo de gauchos de a caballo munidos con rebenques corrieron a los manifestantes por la avenida San Martín hasta plaza pagano al grito de “viva la patria”.

La corrida llegó hasta el hospital local, donde los manifestantes mapuches se refugiaron de los gauchos en tanto la policía local custodia el hospital a fin de que no se produzca otro incidente.