Polémica por “Sarco”, la máquina para suicidarse que ya es legal en Suiza

573

Esta especie de sarcófago con tecnología de última generación que se utilizará en el país europeo aun se está desarrollando y llegará a lo largo de 2022.

Sarco, la cápsula que permite el suicidio asistido, consiguió las autorizaciones oficiales y ya puede ser usada en Suiza. Se trata de la marca de uno de los productos más controvertidos de los últimos años: una especie de sarcófago con tecnología de última generación que facilita el acceso a la muerte (suicidio asistido) en los países donde esta práctica está aprobada.

El dispositivo, una cápsula de fibra de carbono y vidrio, ya recibió la homologación de la legislación suiza y puede ser comercializado en ese país.

Fallecimiento indoloro

El sistema fue creado hace tiempo por Philip Nitshke, un físico australiano que desde comienzos de siglo lucha por los derechos vinculados a la eutanasia.

La cápsula le permite a las personas controlar desde adentro un sistema por inhalación de nitrógeno que lleva al fallecimiento indoloro de los pacientes.

“El año pasado, buscamos asesoramiento legal de alto nivel sobre el uso de Sarco para muerte asistida en Suiza. La evaluación ya fue concluida y nos sentimos muy satisfechos con el resultado porque confirmó que no habíamos pasado ningún detalle por alto. No existe el menor problema legal”, adelantó Nietschke, en una entrevista con un medio local.

Según indica el producto, las personas se duermen y mueren de forma rápida, “sin pánico y sin sensación de ahogo”, dice la compañía.