Por el Robo a un remisero deberá abonar una reparación económica en beneficio de Bomberos

771

 El juez Alejandro Rosales, decidió aplicar una suspensión de juicio a prueba para Jhonathan Damián Waters, en el marco de una causa penal en su contra por delitos de robo simple.

En consecuencia, deberá abonar una reparación económica, en beneficio de la Asociación de Bomberos Voluntarios. Asimismo, deberá cumplir reglas de conducta por el plazo de un año y seis meses. En el inicio de la audiencia preliminar de juicio, el abogado Gustavo Oyarzun del Ministerio de la Defensa Pública, realizó un repaso de las causas penales en las que fue acusado su asistido.

Luego, solicitó la aplicación del instituto de suspensión de juicio a prueba.En este marco, indicó que el plazo del beneficio a favor del acusado, debe ser de un año y medio. En ese período de tiempo, Waters, debe fijar domicilio y presentarse ante el cuerpo de delgado de control cada tres meses. También ofreció una suma reparatoria de mil pesos en favor del imputado y solicitó que se le aplique una orden de prohibición de contacto y acercamiento con las víctimas.

A su turno, la fiscal Laura Castagno, indicó que el damnificado fue informado de la propuesta y manifestó su aprobación. A ello, agregó que la víctima manifestó su voluntad para que el dinero de la reparación económica se destine al cuerpo de bomberos voluntarios. Por último, expresó que la fiscalía estaba de acuerdo con la propuesta de la Defensa Pública.Así las cosas, el juez Rosales resolvió hacer lugar a la aplicación del beneficio de suspensión a juicio a prueba durante un año y seis meses. También declaró razonable la propuesta de reparación ofrecida, y que tendrá como destinatario el cuerpo de Bomberos Voluntarios de Sarmiento.

Por último, el magistrado, advirtió al imputado que, si incumple las reglas de conducta impuestas o comete un nuevo delito, el Ministerio Público Fiscal podrá pedir la revocación del beneficio y solicitar la continuidad del proceso judicial .

El casoEl hecho investigado, ocurrió  29 de agosto de 2019, a las 01.00, en la calle Pedro Zarza entre Pietrobelli y 20 de junio del barrio “Juan XXIII”.Según consta en la pieza acusatoria, en esa oportunidad Jonathan Waters llamó por teléfono y solicitó un automóvil a la agencia de remises “210”.

Luego, sobre la Avenida 25 de mayo, Waters subió al rodado.Al llegar a la calle “Pedro Zarza”, el imputado, apoyó un elemento desconocido en el cuello del chofer del móvil. Asimismo, le exigió que le entregara la billetera. La recaudación de la víctima era de mil pesos. Finalmente, Waters descendió del vehículo y escapó del lugar.