Dibujó el lugar donde vivía cuando era niño y fue secuestrado. 30 años después se reencontró con su madre

892
El dibujo que compartió en las redes Li Jingwei

Li Jingwei fue secuestrado cuando tenía 4 años y vendido a otra familia. Luego de décadas de búsqueda infructuosa, el hombre hizo un mapa con lo que recordaba de su pueblo natal y recurrió a las redes sociales para identificar el sitio.Una semana después logró encontrar a su mamá.

Precisamente este 1 de enero, el hombre que había sido raptado y separado de su familia cuando era tan solo un niño pudo reencontrarse con su madre biológica, luego de tres décadas.

Cuando tenía solo cuatro años, Li Jingwei fue secuestrado y vendido por una red de tráfico de personas. Sin embargo, el nunca olvidó a sus padres, ni el lugar donde vivía.

Luego de muchos años de búsqueda, sin tener éxito al preguntarle a sus padres adoptivos o consultando bases de datos de ADN sobre sus orígenes, Li decidió recurrir a Internet.

El pasado 24 de diciembre, el hombre, que ahora tienen 33 años, compartió en la red social de videos Douyinun un dibujo realizado a mano de cómo recordaba su pueblo natal y solicitó a la policía y los internautas ayuda para identificar el lugar.

Soy un niño que está buscando su hogar. Un vecino calvo me llevó a Henan alrededor de 1989, cuando tenía unos 4 años”, dijo en el video, que fue compartido miles de veces.

Este es un mapa del área de mi hogar que he extraído de memoria”, contó sosteniendo un bosquejo aproximado del pueblo, que incluía características como un edificio que él creía que era una escuela, un bosque de bambú y un pequeño estanque.

Gracias a su mapa, la policía logró identificar la localidad así como a una mujer de allí cuyo hijo había desaparecido.

Luego de unas pruebas de ADN que confirmaron sus identidades, ambos se reunieron este sábado 1 de enero en la provincia de Yunnan, China.En las imágenes del video de su reencuentro se puede ver Li Jingwei retirando cuidadosamente la mascarilla de protección anticovid de su madre para examinar su rostro antes de romper a llorar y abrazarla.

“33 años de espera, innumerables noches de anhelo y, finalmente, un mapa dibujado a mano de memoria, este es el momento de la liberación perfecta después de 13 días. Gracias a todos los que me han ayudado a reunirme con mi familia”, escribió Li en su perfil de Douyin antes de la reunión.

Li fue secuestrado cerca de la ciudad suroccidental de Zhaotong en la provincia de Yunnan en 1989 y posteriormente vendido a una familia que vivía a más de 1.800 kilómetros de distancia.

Los secuestros de niños son frecuentes en China, una sociedad que valora mucho tener un hijo.Muchos niños son secuestrados a una edad temprana y vendidos a otras familias.