Santa Cruz: Falleció la mujer que se había prendido fuego “a lo bonzo”

30

Esta madrugada falleció la mujer de 48 años que se había rociado con alcohol y prendido fuego en el Hotel La Esperanza. Tenía quemaduras importantes en el 60% de su cuerpo.

Este miércoles, La Opinión Austral pudo saber que la mujer que se había prendido fuego en el Hotel La Esperanza y se encontraba grave en el Hospital Regional de Río Gallegos, finalmente falleció.

Además, tal como informó LOA, la mujer había sido diagnosticada con Covid positivo. En el hotel, hay tres casos más.

Todo comenzó el lunes, en el hotel La Esperanza ubicado en el paraje homónimo, distante unos 140 kilómetros de Río Gallegos. Allí, una mujer, de acuerdo a la información preliminar que maneja la Justicia se había rociado con alcohol y se prendió fuego.

Todo sucedió minutos después de las 14:00 horas en el sector del lavadero del hotel. Una mujer fue a dar aviso a la Policía de lo que había sucedido y hasta allí concurrieron los efectivos de la Unidad Operativa La Esperanza y la gente del puesto sanitario.

En el lugar, los policías encontraron a la mujer con parte de su cuerpo quemado. En forma inmediata, el personal del puesto sanitario a bordo de la ambulancia la trasladó hacia el Hospital Regional Río Gallegos, lugar donde permanecía internada en la Unidad de Terapia Intensiva, dado que la certificación médica había indicado que se quemó en un 60 % su cuerpo.

¿Qué pasó?

Al parecer, todo inició cuando la encargada le habría comunicado a ella y a otra empleada que se debían retirar del establecimiento por haber quedado suspendidas, ya que previamente se habrían peleado.

Esta mujer (48) ingresó al sector lavadero encerrándose en el interior con llave, para luego prenderse fuego, alcanzando la encargada a advertir que algo estaba pasando, fue al lavadero, al encontrarlo cerrado buscó una llave y pudo ingresar salvando a la mujer de quemarse totalmente, para lo cual habría empleado prendas de vestir y trapos que había allí, logrando apagar el fuego.

Por lo sucedido la Policía realizó las tareas habituales en estos casos, solicitando además la intervención de los integrantes de la División Criminalística de Río Gallegos, quienes llevaron a cabo las labores propias para después elaborar la correspondiente inspección ocular.

Del lugar se secuestró una botella de alcohol etílico y una caja de fósforos. Además, se le tomó testimonio a los testigos que presenciaron el hecho.

Lamentablemente, esta madrugada se confirmó el peor final para la mujer.

(La Opinión Austral)