Pese a las ausencias, el Xeneize se impuso por 1 a 0 en la altura y comenzó su participación en la competencia continental de la mejor manera. El gol lo marcó Sebastián Villa.

Una victoria para el recuerdo. Luego de 51 años, y pese a todas las ausencias, Boca volvió a ganar en los más 3600 metros de altura de La Paz: se impuso por 1 a 0 ante The Strongest en el estadio Hernando Siles y comenzó de la mejor manera su participación en la Copa Libertadores.https://ed7d241dcae41e07659d783a4b77a801.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

El Xeneize viajó a Bolivia sin ocho de sus figuras. Carlos Zambrano, Marcos Rojo, Edwin Cardona y Jorman Campuzano están aislados tras dar positivo, Esteban Andrada es contacto estrecho de un familiar que también está contagiado, Mauro Zárate sufrió una lesión muscular, Frank Fabra arrastra una suspensión y Carlos Tevez se quedó por decisión del cuerpo técnico, para preservarlo para la seguidilla de partidos que se vienen.

El equipo argentino hizo un partido inteligente: se paró bien en el fondo, descansó con la pelota en los pies y, cuando tuvo la posibilidad, aprovechó los huecos que dejaba el rival para intentar lastimar de contragolpe. De esta manera, fue dueño de las posibilidades más claras de gol del encuentro.

El único gol de la tarde lo marcó Sebastián Villa, cuando se jugaban 7 minutos del primer tiempo. El delantero colombiano recibió una muy buena asistencia de Agustín Almendra, dejó a un rival en el camino y le rompió el arco a Daniel Vaca. Fue una de las pocas situaciones de riesgo que se vio en la primera parte y les alcanzó a los dirigidos por Miguel Russo para irse al descanso en ventaja.

En la segunda mitad no cambió la ecuación. El local intentó asumir el protagonismo, pero careció de ideas y de precisión para hacerle daño al rival. Con orden y sacrificio, para evitar que los venciera el cansancio, los jugadores de Boca se encargaron de cerrarle todos los caminos al elenco boliviano.

Mientras tanto, Villa tuvo dos situaciones para liquidar el encuentro: un remate desde fuera del área, que se fue apenas desviado, y un mano a mano en el que optó por picarle la pelota a Vaca, quien se quedó parado y ganó este duelo. Así, el suspenso se mantuvo hasta el cierre del duelo, aunque el resultado ya no cambió.

Boca rescatado un triunfo importantísimo. La última vez que había festejado en La Paz había sido en 1970, cuando derrotó por 3 a 2 a Bolivar en una gran noche de Ángel Clemente Rojas, autor de dos tantos.

El conjunto de la Ribera lidera el Grupo C junto a Barcelona de Guayaquil, que el martes dio la sorpresa y venció por 2 a 0 al Santos en condición de visitante. La próxima fecha, el Xeneize recibirá a los brasileños, mientras que The Strongest visitará a los ecuatorianos.